jueves, 16 de junio de 2016

Bimekizumab, de UCB, se muestra eficaz en el tratamiento de pacientes con artritis psoriásica durante sus primeras fases de desarrollo

La biofarmacéutica UCB acaba de presentar los resultados de un estudio de fase Ib en el que se ha evaluado la farmacocinética, la seguridad, la tolerabilidad y la eficacia preliminar de múltiples dosis de bimekizumab en pacientes con artritis psoriásica (AP) que han respondido de forma inadecuada al menos a un fármaco antirreumático modificador de la enfermedad (FARME) y/o a un fármaco biológico.

En el estudio de fase Ib, realizado en un conjunto limitado de pacientes –un total de 52 a los que se les asignó de forma aleatoria bimekizumab (N=38) o placebo (N=14)– y exposiciones, bimekizumab mostró una eficacia rápida y mantenida en las mediciones de actividad de la enfermedad tanto en la piel como en las articulaciones, y fue bien tolerado. Estos resultados han sido presentados durante el Congreso Europeo Anual de Reumatología (EULAR 2016) que se ha celebrado en Londres entre el 8 y el 11 de junio.

“Estos datos fortalecen nuestro conocimiento sobre el bimekizumab y de la forma en la que su mecanismo de acción único, que inhibe a las citocinas IL-17A e IL-17F, podría proporcionar beneficios clínicos a los pacientes con enfermedades inmunológicas como la AP”, explicó Dominique Baeten, M.D., Ph.D., profesor del Departamento de Inmunología Clínica y Reumatología del Centro Médico Académico/Universidad de Ámsterdam. “La artriris psoriásica es una enfermedad muy grave con un amplio abanico de síntomas, entre los que se incluyen hinchazón y dolor en las articulaciones, que pueden llegar a tener un impacto significativo en la vida del paciente. Aunque se han apreciado avances en su tratamiento con la introducción de los fármacos biológicos, es de vital importancia que sigamos buscando nuevas y potencialmente mejores formas de controlar esta enfermedad tan devastadora, especialmente para los pacientes que no responden a los tratamientos existentes”.

La artritis psoriásica afecta a aproximadamente entre el 0,3 y el 1 por ciento de la población, siendo su característica principal las manifestaciones en las articulaciones y en la piel. Los pacientes habitualmente sufren una combinación de síntomas psoriásicos y artríticos, que provocan anomalías en la piel y las uñas y daños articulares incapacitantes y progresivos y una disminución de la calidad de vida. Se necesitan nuevas opciones de tratamiento para esta enfermedad grave.

Bimekizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado de IgG1 en fase de investigación, específicamente diseñado para inhibir de forma selectiva y potente la función biológica de IL-17A y IL-17F, que son citocinas proinflamatorias importantes implicadas en los procesos inflamatorios crónicos y que desempeñan un papel importante en la fisiopatología de muchas enfermedades graves, entre las que se incluyen los trastornos cutáneos y articulares, como la AP.

“Los resultados de este estudio demuestran el potencial de bimekizumab para los pacientes que viven con AP y que tienen una necesidad constante de nuevas opciones de tratamiento que puedan combatir la inflamación incontrolada y suprimir los complicados síntomas articulares y cutáneos que están sufriendo”, indicó Emmanuel Caeymaex, director de Inmunología y vicepresidente ejecutivo de UCB, de la Unidad de Valor para el Paciente. “Con estos resultados, ahora podemos centrarnos con confianza en progresar con el programa clínico de bimekizumab. De este modo podremos aportar un nuevo medicamento para poner a disposición de los pacientes como parte de nuestro continuo compromiso de ofrecer más y mejores opciones de tratamiento en este área”.