martes, 17 de mayo de 2016

Una nueva plataforma ligera y portátil permitirá el diagnóstico rápido y el seguimiento del paciente con sepsis allí donde se encuentre

La sepsis es una situación clínica que provoca solamente en España una mortalidad de 13.000 personas, con más de 45.000 casos al año. El diagnóstico precoz resulta crítico ya que el tiempo es un factor determinante en su evolución, hasta el punto de que anticiparse tan sólo unas horas en el diagnóstico, conlleva un incremento muy significativo en la supervivencia del paciente. Por ejemplo, un paciente que tarda 6 horas en ser tratado presenta un riesgo de mortalidad del 40%, mientras que si el diagnóstico e inicio del tratamiento se realiza en 1 hora la tasa de mortalidad representa apenas un 5%.

Por este motivo es muy importante establecer el diagnóstico y la intervención terapéutica en el menor tiempo posible, y a ello nos ayudan las plataformas diagnósticas conocidas como Point of Care Testing, (POCT), que permiten la realización de las determinaciones en muy poco tiempo y en el lugar donde se encuentra el paciente. Estas plataformas que dependen del laboratorio central, reducen los tiempos de espera derivados del envío de la muestra al laboratorio y la espera de la comunicación de resultados, ya que permiten obtener en un tiempo mínimo información clínica igualmente fiable y rigurosa que el profesional requiere para tomar decisiones que resultan con frecuencia críticas.

La prueba diagnóstica que facilita el Samsung IB10 ofrece resultados en 20 minutos que ayudan a establecer precozmente la detección y el diagnóstico de infecciones bacterianas clínicamente relevantes, permitiendo evaluar su gravedad y el pronóstico del desenlace clínico en todo el proceso, desde la infección bacteriana sistémica hasta el choque séptico, pasando por todos los estadios de la sepsis.

Además, la determinación de Procalcitonina, PCT, permite evaluar los resultados del tratamiento antibiótico, ofreciendo una información que permite optimizar la dosis de antibiótico, lo que se traduce en menos efectos adversos en el paciente y complicaciones asociadas para el mismo. Esta gestión optimizada de los antibióticos permite reducir las tasas de resistencias asociadas, evitar los efectos negativos del tratamiento y acortar la estancia en la UCI. Y lo que es más importante, Samsung IB B·R·A·H·M·S PCT ayudará sin duda a reducir la mortalidad asociada a la sepsis, por cuanto el profesional puede tomar decisiones clínicas en menos tiempo.

«Con la incorporación de esta nueva prueba, mejoraremos significativamente nuestra capacidad para que el análisis de la procalcitonina esté disponible para el diagnóstico junto al paciente», afirmó Marc Tremblay, presidente de la división de diagnóstico clínico de Thermo Fisher.

La determinación ya está disponible y cuenta con la marca CE para su uso en Europa, viniendo a sumarse con la misma fiabilidad a las pruebas B·R·A·H·M·S PCT que son ampliamente utilizadas por los clínicos para la detección temprana de infecciones bacterianas.

Como primer producto desarrollado conjuntamente por Thermo Fisher y Samsung Electronics, la prueba Samsung IB B·R·A·H·M·S PCT permite la rápida y sencilla determinación de la procalcitonina en entornos de cuidado de agudos en 20 minutos y con una portabilidad y conectividad excelentes.


La exclusiva alianza entre Samsung Electronics y Thermo Fisher continuará aportando innovaciones al mercado de las pruebas en el lugar de asistencia para satisfacer las necesidades de los profesionales de la salud y mejorar el desenlace clínico para los pacientes. La prueba Samsung IB B·R·A·H·M·S PCT no está a la venta en algunos países, como Estados Unidos.