viernes, 13 de mayo de 2016

UN TERCIO DE LAS PERSONAS QUE SUPERAN EL CÁNCER NECESITAN REHABILITACIÓN



Actualmente el 60% de las personas que padecen cáncer logran sobrevivir a la enfermedad

En España hay más de un millón y medio de personas que han conseguido superar el cáncer

La rehabilitación puede reducir las secuelas propias de la enfermedad y del tratamiento para mejorar la calidad de vida de muchos pacientes

La fatiga, el dolor, la ansiedad y la depresión son las secuelas más comunes que presentan los individuos que han superado la enfermedad

Atrás quedaron los tiempos en los que el cáncer suponía una sentencia definitiva para las personas que lo padecían. Los datos más recientes sobre la supervivencia a esta patología señalan que el 60% de los casos se curan, lo que supone que hay cerca de un millón y medio de personas que han superado un cáncer en España. Uno de los efectos secundarios del éxito del tratamiento de la enfermedad es la alta incidencia de los problemas de salud crónicos que se pueden derivar tanto de la enfermedad como de los tratamientos.  Esta situación provoca que un tercio de los enfermos que se recuperan de un cáncer tenga que someterse a tratamientos rehabilitadores.
“Las secuelas que ha dejado tanto la enfermedad como el tratamiento en algunas personas hace que les reste calidad de vida y funcionalidad”, señala el doctor Emilio Alba, Director UGCI Oncología Integral del Hospital Universitario Virgen de la Victoria y Regional de Malaga.  “La alta supervivencia a esta enfermedad ha hecho en los últimos años que se pongan en marcha tratamientos desde el punto de vista de la rehabilitación”, algo que exige un “abordaje multidisciplinar del problema, lo que requiere de la asistencia primaria de forma inexcusable”.
Esta misma realidad la constata la doctora María José Durá, Jefe de Servicio de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona, quién apunta que “en los años 60 se inició el abordaje de estas personas en grandes unidades generales para pacientes con cáncer. Dependiendo del tipo de cáncer y su localización ofrece problemas y síntomas muy diferentes”.
Entre los síntomas más comunes a la mayoría de los pacientes se encuentran la fatiga, el dolor, la ansiedad y la depresión, aunque el resto varían según el tipo de cáncer que haya padecido el enfermo. Por ejemplo, en el caso de las mujeres con cáncer de mama son muy frecuentes los problemas de linfedema del brazo, mientras que en los varones con neoplastias de próstata la incontinencia urinaria es el síntoma más relevante.
“Es importante llevar a cabo actuaciones terapéuticas con un objetivo bien definido, saber dónde tenemos que actuar y donde en lugar de dar confort estamos creando ansiedad y angustia”, recalca la doctora.  A veces “es tan importante saber actuar a tiempo como saber no actuar donde no debes”. Al hilo de esta última cuestión, la frustración es uno de los factores psicológicos a tener en cuenta durante el proceso de rehabilitación de una persona, aunque “éste es un efecto que se considera muy poco desde fuera de la especialidad”.
Tanto el doctor Alba como la doctora Durá participaron en el 54 Congreso de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) celebrado en Málaga en el que ofrecieron una ponencia sobre Oncología y Rehabilitación.