lunes, 30 de mayo de 2016

Un antibiótico de administración en dosis única puede reducir las infecciones asociadas a catéter y garantizar el cumplimiento terapéutico

Un 70% de los pacientes hospitalizados son portadores de un catéter intravenoso en algún momento de su estancia y también muchos enfermos en régimen ambulatorio. Las infecciones asociadas a este dispositivo son un problema relevante por su frecuencia y morbimortalidad, por lo que un antibiótico de administración en dosis única representa una alternativa eficaz para evitar estas complicaciones, al no ser necesario llevar una vía durante días o semanas.

Además, permite el alta hospitalaria precoz y garantiza el cumplimiento terapéutico. Estos temas se han abordado en el workshop “Dalbavancina: nueva estrategia terapéutica”, organizado por Angelini Farmacéutica en el XX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Más de 1.400 profesionales han acudido este fin de semana al Congreso de la SEIMC para debatir los temas más relevantes y de mayor actualidad en el ámbito de las enfermedades infecciosas.

El workshop de Angelini Farmacéutica, organizado coincidiendo con el lanzamiento de dalbavancina, el primer antibiótico hospitalario de la compañía, ha sido moderado por el Dr. Miguel Salavert, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario La Fe de Valencia y ha constado de dos ponencias. La primera, sobre los Aspectos microbiológicos de dalbavancina, a cargo del Dr. Francisco Javier Castillo, del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza; y, la segunda, sobre la Aplicación Clínica de dalbavancina a cargo del Dr. José Mensa Pueyo, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona. 

El uso de los catéteres produce, en ocasiones, infecciones de tipo local o sistémico, que tienen una importante morbilidad y una mortalidad no despreciable. Como mínimo, entre el 3% y el 5% de los pacientes con catéter podrían desarrollar una infección si el tiempo de exposición es suficientemente largo. Es más, se calcula que se producen unos 100 episodios por centro al año, que suponen un coste económico que se sitúa en torno a los 18.000 euros. 

Durante su intervención, el Dr. Mensa ha destacado que “la posibilidad de administrar una dosis única por vía intravenosa que mantiene niveles terapéuticos en sangre durante más de 15 días se traduce en una serie de importantes ventajas. Además de reducir el tiempo de estancia hospitalaria, permite retirar antes el catéter al paciente, ahorrándole las molestias de tener que llevar una vía durante días o semanas y evitándole las complicaciones infecciosas que se asocian a su uso”.

Además del ahorro económico para el sistema sanitario, otro beneficio que aporta la posología de antibióticos como dalbavancina es “la posibilidad de solventar los posibles problemas de la mala adherencia terapéutica, sobre todo en determinados grupos de población, como por ejemplo sería el caso de pacientes que carecen de la ayuda de familiares o que residen en zonas poco accesibles”. 

Resistencias bacterianas

El Dr. Castillo ha comentado que dalbavancina “presenta una actividad dieciséis veces más eficaz que vancomicina frente a S. aureus” y ha destacado la actividad del antibiótico frente a cepas con sensibilidad reducida a vancomicina y en bacterias resistentes a antibióticos como el linezolid o daptomicina.

Por todo ello, los expertos han coincidido en la necesidad de promover la investigación de nuevos antibióticos que aporten una posología innovadora y que, al mismo, tiempo, sean más efectivos que los disponibles actualmente ante resistencias bacterianas. De hecho, la resistencia a antibióticos es responsable de más de 25.000 muertes al año en Europa, unas 3.000 en España. 

Dalbavancina es el primer antibiótico intravenoso comercializado en España que permite tratar infecciones agudas de la piel y tejidos blandos en una dosis única de 1500 mg o en dos dosis separadas por un intervalo de una semana. Comercializado por Angelini Farmacéutica, dalbavancina es el resultado de un programa de desarrollo clínico de nuevos antibióticos con mayor capacidad para contrarrestar la resistencia a los antibióticos adquirida por cocos gran positivos.