lunes, 2 de mayo de 2016

Un 64% de los laboratorios farmacéuticos no tiene cuenta en ninguna red social‏

Actualmente las empresas necesitan transformarse digitalmente, no sólo para crecer sino para sobrevivir. Esto requiere un cambio de actitud para que toda la compañía se adapte al nuevo escenario: se abren oportunidades de acceso a nuevos clientes, mercados y productos que, de no ser aprovechadas, serán capitalizadas por la competencia.

La industria farmacéutica, en concreto, está muy anclada al mantra de la “dificultad regulatoria”, lo que limita las posibilidades de interacción con los clientes. También sufre por la endogamia profesional, con escasa incorporación de profesionales formados en otros ámbitos de negocio. La sensación que trasmite es que quiere hacer algo, pero todavía no sabe bien cómo.

I Estudio de Presencia Digital de la Industria Farmacéutica

La consultora de salud Luzán 5 ha elaborado un estudio para conocer el estado de salud digital de la industria farmacéutica y ayudar a que la puesta en escena digital de sus compañías sea más eficaz y mejor adaptada a los usuarios. Para ello ha estudiado la presencia online de 72 laboratorios a través de una serie de parámetros mesurables.

Un 93% de los laboratorios estudiados tiene su web en pleno funcionamiento y su contenido es específico del mercado español. De éstos, un 64% ha desarrollado sus propias plataformas, mientras que el 12,5% opta por Wordpress. El resto se decanta por soportes menos conocidos como Liferay, Joomla o Adobe Experience Manager.

La mayoría deja así de lado la versatilidad de plataformas totalmente personalizables como Wordpress por otras que son más proclives a presentar problemas. Por ejemplo, el 55,5% no es responsive –no tiene sus webs optimizadas para la visualización en dispositivos móviles- y el 40% tiene más de un enlace roto -“error 404” o “página no encontrada”-, por lo que se resienten tanto la experiencia de usuario como el posicionamiento SEO.

Visibilidad y Redes Sociales

Un 87,5% de los laboratorios tiene Google My Business, pero el 60,3% no lo ha reclamado aún, lo que se traduce en pérdida de control sobre el perfil que ofrece Google de la empresa y menor visibilidad. Esto último se acentúa al observar que únicamente el 15% tiene “web de producto”. El resto ofrece listados con sus fármacos, pero no páginas específicas para los más importantes.

El 36% de las webs analizadas cuenta con un Campus Docente, a través del cual canalizan sus iniciativas de formación. El problema surge al encontrar acciones de una misma compañía, una misma área y hasta de un mismo producto creadas desde cero en cada ocasión y sin un estilo corporativo. En ese sentido falta comunicación interna y una figura que aglutine las estrategias.

El 64% no está presente en redes sociales con una cuenta específica para España. Del 36% restante, el 92,3% están en Twitter, 46,2% en Facebook y Youtube y 30,8% en LinkedIn. Los laboratorios más presentes –con 3 o más cuentas– están principalmente relacionados con los genéricos o el autocuidado, donde es más frecuente la comunicación con el consumidor final y los farmacéuticos.

La solución está en la predisposición, no en los ingresos

No se ha encontrado una relación directa entre la facturación del laboratorio y la calidad de la web. De hecho, algunas de las páginas más cuidadas son de compañías pequeñas. Se está avanzando despacio pero la evolución es imparable. A ello deben colaborar los equipos directivos, creando cultura y departamentos digitales y asignando recursos económicos y humanos a las estrategias online y multicanal.

La figura de un director digital, cercana a la dirección y con capacidad de decisión es imprescindible para las compañías que quieran hacer frente a los nuevos retos y oportunidades del mundo online y anticiparse a la competencia. Ya no vale sólo con tener una página web o estar en alguna red social.