viernes, 13 de mayo de 2016

Tres raciones diarias de cereales integrales reducen el riesgo de diabetes tipo 2 en un 20% y de cáncer de colon en un 18%

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) aconseja aumentar el consumo diario de alimentos elaborados con harinas integrales, incluidos dentro del patrón alimentario mediterráneo
  •  
  • Sin embargo, el gasto medio familiar en alimentos integrales en España no llega a una décima parte de lo empleado en alimentos refinados
     
  • Las principales causas del bajo consumo se deben a que estos productos culturalmente se asocian a peores características organolépticas (aspecto, olor, textura y sabor) y a su mayor precio
     
  • Los alimentos integrales se relacionan tradicionalmente a ciertos errores conceptuales: no son light, ni todos de color marrón, ni bios o ecológicos, ni son con o sin gluten