sábado, 21 de mayo de 2016

Salud destaca la contribución de las más de 3.800 oficinas de farmacia a la accesibilidad y equidad de la atención sanitaria



El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha destacado hoy la contribución de las más de 3.800 oficinas de farmacia que prestan servicios en Andalucía a la accesibilidad y la equidad en el acceso a la atención sanitaria Así lo ha resaltado el máximo responsable sanitario durante el acto de clausura de las V Jornadas de Farmacéuticos de Andalucía, organizadas por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Durante su intervención, ha ensalzado especialmente la labor de aquellas oficinas de farmacia que están ubicadas en lugares remotos y despoblados y constituyen una referencia sanitaria de determinados municipios,  gracias a un modelo de distribución “que da respuesta ágil y eficaz a las necesidades de medicamentos de lugares incluso de difícil acceso”, en palabras del responsable sanitario.
Junto a ello, Aquilino Alonso también ha destacado el papel decisivo de las oficinas de farmacia a los resultados en salud y a la sostenibilidad del sistema sanitario, así como a proyectos y medidas con los que Andalucía ha sido una comunidad pionera, como la prescripción por principio activo o Receta XXI. En este contexto, el consejero ha agradecido la labor de informatización de las recetas, que permite garantizar que la aportación de la población pensionista no exceda el tope máximo establecido.
El titular del ramo ha resaltado que “la farmacia andaluza no es un sector económico más”, ya que el gasto farmacéutico en recetas es una de las partidas más importantes en el presupuesto total del Servicio Andaluz de Salud y en la economía andaluza, y supone un 1,2% del PIB regional (alrededor de 1.700 millones de euros).
Modelo de farmacia andaluz
Asimismo, se ha referido al modelo de farmacia de la comunidad autónoma andaluza, regulado en la ley de Farmacia de Andalucía, con el objetivo de desplegar una atención de proximidad de calidad, “que está respondiendo con efectividad y eficiencia a los retos del siglo XXI”.
En este sentido, ha mencionado que el modelo de farmacia andaluz aporta calidad, accesibilidad, equidad y seguridad a la atención sanitaria a pacientes crónicos, que están frecuentemente polimedicados, y tienen mayor riesgo de sufrir efectos adversos relacionados. Sólo en Andalucía, casi 500.000 personas consumen más de cinco medicamentos de manera crónica.
Aquilino Alonso ha resaltado los servicios que prestan las farmacias de educación sanitaria, de seguimiento farmacoterapéutico o la dispensación personalizada, para garantizar la seguridad de los tratamientos y optimizar los resultados.
Futuro convenio de colaboración
Aquilino Alonso ha resaltado la colaboración que existe de manera continuada entre la administración sanitaria y el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, gracias a la cual “Andalucía ha podido poner en marcha y liderar políticas de uso racional del medicamento”.
En este marco, se ha referido a un convenio “en beneficio de la salud pública andaluza y que se firmará en las próximas semanas”, que incluye áreas de colaboración en formación continuada, investigación, asesoría y estrategias con los centros sanitarios para la atención integral a la población. Las líneas de trabajo que contempla el acuerdo se centran en la contribución del sector farmacéutico andaluz a la sostenibilidad y la calidad del sistema sanitario público de Andalucía, en el desarrollo profesional y en la complementación con Atención Primaria.