miércoles, 18 de mayo de 2016

Rompiendo barreras en esquizofrenia: Los psiquiatras afrontan el reto de conseguir la integración social del paciente


·        El aislamiento social de las personas con esquizofrenia, provocado por los síntomas psicóticos y los trastornos del comportamiento, es una de las principales barreras que hoy en día deben afrontar tanto los profesionales sanitarios como los pacientes con esta enfermedad, según expertos reunidos en la jornada.

·        Los psiquiatras indican que uno de los principales desafíos es lograr que estos pacientes consigan llevar una vida normalizada y se equiparen en todos los ámbitos al conjunto de la sociedad.

·        Los expertos que mañana se darán cita en el encuentro científico de Aranjuez, debatirán sobre el cambio de paradigma en el tratamiento de la esquizofrenia que supone la aparición de nuevas terapias, así como la manera en que se puede mejorar la atención a las personas con esquizofrenia.

·        Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, País Vasco y Madrid, son las comunidades autónomas que han acogido este ciclo dejornadas bajo el título “Acciones locales en desafíos globales en el Manejo de la Esquizofrenia”, dentro del programa Ability Challenge, puesto en marcha por la alianza Otsuka-Lundbeck.

·        La esquizofrenia es una enfermedad mental que afecta aproximadamente al 1% de la población adulta[i], lo que en España supone alrededor de 400.000 personas.


 Romper las barreras de la esquizofrenia a todos los niveles, es el reto principal al que se enfrentan los psiquiatras que tratan a las personas que padecen esta enfermedad mental. El aislamiento social debido a sus síntomas psicóticos y a trastornos del comportamiento, las recaídas que padecen, o la pérdida de calidad de vida y de funcionalidad del paciente, son algunas de las dificultades más importantes a las que tienen que hacer frente quienes sufren esta dolencia.

Con el objetivo de debatir sobre cómo mejorar la atención a estos pacientes y actualizarse sobre los nuevos tratamientos para esta enfermedad, más de 80 psiquiatras de Madrid se darán cita este viernes en Aranjuez en el encuentro “Acciones locales en desafíos globales en el Manejo de la Esquizofrenia”. La reunión forma parte del proyecto Ability Challenge, puesto en marcha por la alianza Otsuka-Lundbeck, una iniciativa que en las últimas semanas ha reunido a más de 450psiquiatras de toda España con la celebración devarias jornadas celebradas en 6 comunidades autónomas distintas: Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, País Vasco y, ahora, Madrid.

El Dr. Fernando Cañas, Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Doctor Rodríguez Lafora (Madrid) y coordinador de la jornada, afirma que “la enfermedad tiene un estigma social asociado a que es un trastorno grave que limita mucho la vida de las personas que lo padecen”. El doctor explica que “los pacientes, e incluso a veces los propios familiares, ven la enfermedad como una especie de vergüenza y tratan deocultarla. Esto dificulta que se pueda atender de una manera adecuada”.

La esquizofrenia se caracteriza por una alteración del pensamiento, las emociones y el comportamiento de las personas que la padecen. La dolencia impide que los pacientes puedan pensar con claridad, manejar sus emociones, tomar decisiones, relacionarse con los demás, o identificar correctamente componentes de la realidad, especialmente cuando sufren un episodio psicótico[ii]. La esquizofrenia afecta aproximadamente al 1% de la población adulta1, lo que en España equivale a unas 400.000 personas.

Nuevo paradigma de tratamiento
Durante la jornada se debatirá el cambio de paradigma en el tratamiento de la esquizofrenia con la llegada de nuevos tratamientos, como los inyectables de liberación prolongada. Según el Dr. Fernando Cañas, existen “ventajas claras” en la forma de administración de este tipo de tratamientos. “El paciente no tiene que estar pendiente de tomar el medicamento de forma diaria”, sino que entre una administración y la siguiente transcurre un “período prolongado” de varias semanas. Además, el Dr. Cañas afirma que los tratamientos inyectables “no tienen que pasar por un primer eslabón metabólico del hígado, por lo que los niveles de fármaco que hay que administrar son en principio más bajos”. Por último, “la liberación prolongada facilita que no haya picos y caídas, y proporciona niveles de fármaco más estables”.

Todo ello, según el Dr. Cañas, “facilita el poder seguir ese tratamiento prolongado de manera más sencilla”. El cumplimiento terapéutico es fundamental en el manejo de la esquizofrenia para evitar que el paciente sufra recaídas de la enfermedad. “Desde el punto de vista individual, cada recaída supone un descenso en las posibilidades de recuperación y de reintegración, porque afectan al individuo incluso a nivel cerebral”, afirma el Dr. Cañas, “lo que provoca  que las consecuencias se vayan haciendo cada vez más difíciles derevertir”.

Integración laboral y apoyo familiar
Además de las terapias, el apoyo social al paciente es también fundamental para mejorarsu calidad de vida. “La esquizofrenia conlleva numerosas barreras, como cuando el paciente quiere buscar un trabajo o establecer relaciones”, dice el Dr. Cañas. “Lo importante es transmitir una información adecuada y equilibrada acerca de cuál es la naturaleza del problema, y cuáles son sus implicaciones. Lo que necesitan las personas en el proceso de rehabilitación es protección hasta que desarrollen una actividad normal”.

Para conseguirlo, es conveniente que el entorno del paciente se implique: “Intentamos conseguir una alianza terapéutica con el paciente y con su familia, cuidadores, etc… para estar todos enfocados hacia el mismo objetivo. Es decir, que tanto el paciente como su entorno más directo se impliquen en entender qué es el trastorno y sepan que una persona correctamente tratada desde las fases iniciales puede recuperar más del 90% de su funcionalidad”, asegura el Dr. Cañas.

El encuentro “Acciones locales en desafíos globales en el Manejo de la Esquizofrenia” dará comienzo este viernes a las 19 h. en el Hotel Barceló de Aranjuez, y continuará a lo largo de la mañana del sábado. Además de la celebración de varias ponencias sobre la esquizofrenia y los tratamientos disponibles, se llevarán a cabo una serie de talleres para terminar con un debate que pondrá fin a la reunión.