viernes, 13 de mayo de 2016

La residencia San Juan de Dios de Granada celebra los 100 años de dos de sus mayores


El centro se ha vestido de gala porque dos usuarias han celebrado su centenario esta semana, para lo que se ha preparado una fiesta conjunta en la que las dos veteranas han estado acompañadas por familiares, profesionales y compañeros de la residencia.

Asunción y Josefa nacieron en el mismo año y en el mismo mes de mayo, hace ahora un siglo, y celebran juntas este imponente aniversario. La primera es usuaria de la Unidad de Estancia Diurna y la segunda, residente de este centro de la Orden Hospitalaria en Granada.

Asunción Gandía nació en Biar, Alicante, y trabajaba haciendo librillos de papel de fumar en una fábrica de Alcoy cuando aún era soltera, aunque su ilusión, según relata su hija, era haber sido artista. Su marido, químico de profesión, parte con ella hacia Valencia por trabajo y en 1942, nuevamente el trabajo, los trae hasta Granada. Aquí se establece el matrimonio, que ha tenido dos hijas, siete nietos y diez bisnietos hasta ahora. Toda esta historia vivida “y con sus 100 años conserva un cutis envidiable”, destacan en la residencia.

De manera casi simultánea, pero en Montillana, Granada, nacía Josefa Molina, quien pronto se casó con un buen hombre, trabajador del campo, y pronto también se quedó viuda, con la edad de 34 años y tres niños a su cargo. Su hija habla de una madre “luchadora, que le echó valor a la vida”, porque en ese momento se trasladó con sus hijos a Granada y montó un hostal, convirtiéndose en una de las muy pocas mujeres empresarias de aquellos tiempos y que ejercía de madre al mismo tiempo.

100 años bien merecen una celebración y un reconocimiento, motivo por el que el personal de la residencia ha querido obsequiar a estas dos mujeres con un gran ramo de flores para cada una y una tarta para todos, residentes y familiares, que han acompañado a estas mujeres centenarias.

Además, los propios compañeros de residencia han participado de la celebración dedicándoles canciones y poemas a Asunción y a Josefa en una jornada de convivencia y festejo tan entrañable como histórica.