lunes, 16 de mayo de 2016

La Estrategia de Atención a Pacientes Crónicos de Andalucía es de implantación inmediata

  El Director Gerente del Servicio Andaluz de Salud ha dado cuenta en el entorno del 11º Congreso de SEMERGEN Andalucia, que se ha celebrado en la ciudad gaditana de Chiclana, del avanzado que está la implantación de la Estrategia de pacientes crónicos con necesidades de salud complejas de Andalucía.
Según José Manuel Aranda, esta Estrategia “no pretende redefinir un nuevo plan para la atención de las enfermedades crónicas, solo aspira a ser un instrumento que lo apoye y lo complemente”.
Esta propuesta parte de las aportaciones realizadas por la Dirección del Plan de Crónicos, la Dirección en Innovaciones en Gestión Clínica, de la OPIMEC de la EASP y especialmente por las sociedades científicas: Samfyc, Semergen y Sademi.
Tanto el Gerente como el resto de médicos de Familia han consensuado que se trata de un tema complejo con alternativas organizativas dispares, que se trata de un plan de elevado interés para los profesionales y gestores del Sistema Sanitario Público de Andalucía, que las condiciones necesarias para su correcto abordaje afectan a dos ámbitos asistenciales (Primaria y Hospital), a los tres niveles de gestión y a los ámbitos familiar  y social.
En estas jornadas se ha destacado el valor que tienen los equipos en esta estrategia.
En cuanto a la implantación, que José Manuel Aranda ha determinado de forma  inmediata, de manera que a principios de 2017 se empezará a trabajar con pacientes y cuidadores, será progresiva y cada equipo comenzará con pocos pacientes y se irán añadiendo en función del nivel de organización y de los recursos disponibles.
Toda esta estrategia estará sometida a un control estricto de evaluación, identificación de mejoras y rediseño de las acciones que se pongan en marcha.
Para el presidente de SEMERGEN Andalucía, el doctor Juan Sergio Fernández, la puesta en marcha de esta estrategia es un éxito de la Atención Primaria Andaluza y se congratula que estas propuestas se hagan realidad, máxime cuando han salido de un trabajo conjunto entre sociedades científicas y administración.