miércoles, 4 de mayo de 2016

Hasta el 40% de los pacientes que sufren dolor oncológico no son tratados adecuadamente

Hasta el 40% de los pacientes que sufren dolor oncológico no son tratados adecuadamente, motivo por el cual la formación clínica en esta área es fundamental. Ofrecer una herramienta innovadora de formación, que contribuya a alcanzar el correcto manejo del dolor irruptivo oncológico (DIO) de forma que se pueda mejorar la calidad asistencial y la calidad de vida del paciente con cáncer, es el objetivo del programa SUPERATION, puesto en marcha por la compañía Takeda. En esta formación destinada a médicos de cinco especialidades (Hematología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica y Cuidados Paliativos), participarán alrededor de 300 profesionales que podrán mejorar sus competencias para asumir con eficacia el abordaje terapéutico del DIO.

El dolor irruptivo oncológico (DIO) es una exacerbación transitoria de un dolor oncológico basal crónico que ya está siendo tratado. Es un tipo de dolor difícil de manejar ya que, aunque es de corta duración, aparece de forma repentina y en la mayoría de los casos no se puede predecir. Identificarlo es fundamental para poder diferenciarlo del dolor basal e instaurar cuanto antes un tratamiento específico, además del que ya se esté empleando para el dolor de base de la enfermedad para paliar lo antes posible el negativo impacto emocional que supone para los pacientes.

“Se debería mejorar la formación de los profesionales en esta área, que es precisamente lo que se propone el programa SUPERATION”, afirma el Dr. Javier de Andrés, Coordinador de la Unidad de Dolor Hospital Universitario La Paz (Madrid). Según los expertos, entre los principales retos del DIO se encuentra mejorar su detección. “Si no se busca algo, no se encuentra. Es muy importante conocer el diagnóstico y preguntar por él a los pacientes con dolor oncológico”, asegura el Dr. de Andrés.

Según explica el director coordinador del programa dirigido a Unidades de Dolor, “depende de la especialidad, pero por lo general, las principales dudas de los profesionales se centran en los fármacos para el manejo del dolor irruptivo”, así como en “el reconocimiento y diagnóstico del mismo”. 

Estas crisis severas de dolor requieren un analgésico potente, con un inicio de acción rápido (ya que el DIO aparece de forma repentina), un efecto de corta duración, fácil administración y mínimos efectos secundarios. El Dr. de Andrés afirma que las terapias más adecuadas para tratar el dolor irruptivo “farmacológicamente son los fentanilos, por su mayor biodisponibilidad y su rapidísima absorción”. A pesar de que en los últimos años han llegado nuevas alternativas terapéuticas para el tratamiento del DIO, en la práctica clínica todavía se utilizan opciones que, según los estudios publicados, no son las idóneas para estos episodios de dolor tan específicos.

Formación on-line y presencial
El curso SUPERATION se divide en dos partes. La primera se trata de una formación on-line en la que cada participante desarrollará sus conocimientos de forma individual. Mediante una plataforma digital, los médicos disponen de información completa sobre el DIO que pretende ofrecer una visión multidisciplinar de este tipo de dolor. Los participantes contarán con un plazo para estudiar la documentación y resolver varios casos clínicos que se presentarán para poner a prueba sus conocimientos.  Los participantes podrán valorar los casos de pacientes mediante vídeos representados por actores que simulan una visita al doctor, de forma que se consiga una representación lo más parecida posible a la realidad.