jueves, 5 de mayo de 2016

El manejo de la Hormona antimulleriana permitirá personalizar los tratamientos de reproducción asistida.

Los expertos reunidos en la Jornada “Lo Mejor de UIT 2016” recientemente celebrada en Córdoba, han destacado el manejo de la hormona antimulleriana (AMH) por el valor que tiene a la hora de establecer la reserva folicular de la mujer y personalizar así las dosis de medicación necesaria ante un tratamiento de reproducción asistida.
“Esta dosificación permite una estimulación ovárica individualizada, con menos agresión médica a la paciente, con lo que repercute en menor costo en fármacos y menor riesgo de complicaciones como pueda ser la hiperestimulación ovárica” indica el Dr. Luis Martínez, del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada y Coordinador de la Jornada. “Cada paciente y cada pareja es distinta y tiene sus circunstancias particulares por edad, reserva folicular, por tipo de patología ovárica, etc., hay que analizar todas las variables que conllevan tanto la mujer como el varón. El objetivo es buscar la individualización en virtud de parámetros analíticos como la AMH”, finaliza.
España es un país puntero en reproducción, tanto por número de ciclos, como por cartera de servicios, legislación o resultados. Una de las características es el aperturismo, la cartera de servicios que actualmente hay en España no existe en muchos de los países que nos rodean: atención a mujeres solteras, atención a mujeres con pareja femenina, realización de diagnóstico genético preimplantacional al más alto nivel, son algunas de las ventajas. Nuestro país ofrece una cartera de servicios y unas posibilidades diagnósticas y terapéuticas muy altas, que otros países no pueden ofrecer.
En Andalucía, en concreto, hace unos diez años que el Servicio Andaluz de Salud reguló la asistencia a mujeres con problemas de fertilidad y fue una de las primeras regulaciones en la sanidad pública. La guía de reproducción reguló  la atención a las mujeres solteras o con pareja femenina, la atención a pacientes con enfermedades infecciosas, fundamentalmente VIH. Ello permitió que actualmente en Andalucía, a nivel público, haya una unidad de reproducción asistida en cada provincia, además de centros privados del más alto nivel.
El actual retraso en la maternidad, que incide de manera directa en la calidad del ovulo y el semen, hábitos como el consumo de tabaco, la obesidad, o no seguir una vida sana influyen en los niveles de fertilidad, ello, unido a colectivos que antes no se planteaban la maternidad, como mujeres sin pareja, hace que aumente la demanda de tratamientos de reproducción asistida. 
La Jornada ha permitido a los expertos en reproducción asistida de Andalucía y Extremadura actualizar conocimientos al retomar temas abordados en el  Congreso Internacional  Updates in Infertility celebrado recientemente en Lisboa, como “el manejo de la paciente en la individualización de tratamientos en virtud de marcadores como la AMH, la capacidad de respuesta de la mujer en otros ciclos, la capacidad de implantación, así como la defensa del cuidado de la reserva ovárica, evitando actuaciones que provoquen destrucción de masa ovárica, como por ejemplo ciertas cirugías” que fueron otros temas abordados con gran interés según el Dr. Martínez.
La actividad, patrocinada por Ferring Productos Farmacéuticos,  contribuye a estimular la actualización del conocimiento en reproducción asistida.