martes, 24 de mayo de 2016

Cuatro de cada diez trabajadores con estrés laboral utilizan el mindfulness para combatirlo

Es una realidad que las empresas, a tenor de algunos escenarios, hayan implementado en sus organizaciones diversos cursos de mindfulness para ayudar a sus trabajadores a superar los problemas derivados del estrés laboral.
El Director del centro Denken, Italo Maione, destaca “la importancia que los directivos conceden al mindfulness para sus propios empleados. No obstante es una técnica que les permite recuperar la productividad de los trabajadores y generar empatía, evitando y reduciendo de forma considerable las bajas perosobre todo ayudando a crear un entorno laboral más favorable”, explica.
Actualmente, la OMS considera al estrés laboral una epidemia mundial en un mundo globalizado en el que el tiempo, la exigencia y la acumulación de tareas están a la orden del día.
Y es que las técnicas de meditación yrelajación, unidas a la atención plena, consiguen reducir de forma considerable el estrés laboral y mejorar el entorno en el trabajo. El mindfulness sigue un programa específico de reducción de estrés, basado en un entrenamiento sistemático de la atención que permite gestionar las propias emociones logrando estados de relajación completos.
Según Maione Díaz, de Denken, en el propio lugar de trabajo se pueden hacer ejercicios de integración del mindfulness como “prestar atención a la respiración mientras se acude al lugar de trabajo conectando con las sensaciones del cuerpo, tomando conciencia del cuerpo y la postura relajando tensiones innecesarias, cambiando de hábitos en el propio lugar de trabajo como hacer los descansos de forma individual y registrando la experiencia de forma pausada, tomarse unos minutos cada hora para realizar ejercicios de respiración observándose y realizando una transición consciente una vez que finaliza lajornada laboral para centrarse en uno mismo hasta el día siguiente”, expone.
Finalmente conviene destacar que trasdiversas pruebas realizadas por distintas empresas en nuestro país a la hora de implantar el mindfulness en el trabajo se ha reducido el absentismo en un 35% y la productividad ha logrado incrementarse en cerca de un 40%.