miércoles, 18 de mayo de 2016

Arranca en Vitoria el proyecto ‘Escuelas corazón’ para concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares desde el ámbito escolar

  
   Alrededor de 300 estudiantes de entre 9 y 10 años del Colegio San Prudencio Ikastetxea, el Colegio Hogar San José y el Colegio San Ignacio de Vitoria asisten hoy a las ‘Escuelas Corazón’, unainiciativa puesta en marcha por Corazón sin Fronteras y Novartis para concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares (ECV) desde el ámbito escolar.
Aunque la mayor parte de los factores de riesgo son conocidos y modificables, las ECV son la primera causa de muerte en el mundo1 y en España2: suponen el 30,09% de las defunciones3, un total de 117.484 fallecimientos en 20133. Para prevenirlas, ‘Escuelas Corazón’ apuesta por la educación sanitaria desde la escuela para que los niños participen en el cuidado de su propia salud y en la de su familia.

Según la presidenta de la asociación para la promoción y prevención de la enfermedad cardiovascular ‘Corazón sin Fronteras’ País Vasco, Doña Mª Teresa San Saturnino, “este es un innovador programa intergeneracional que pretende, por un lado, que los niños y niñas con familiares con ECV entiendan mejor estas patologías y comprendan, por ejemplo, porqué su abuelo come sin sal, y, por otro educar a los adultos del futuro en la importancia de mantener una vida saludable” fuera del ámbito hospitalario o ambulatorio, donde suelen desarrollarse los programas de educación para la salud.

Para San Saturnino, iniciar la educación para la salud en la etapa escolar “no solo permitirá modificar comportamientos no saludables en los adultos del futuro, sino que convertirá a los niños en buenos prescriptores de información y cuidados de sus mayores”. Por ello, “la escuela es junto con la familia el medio ideal para la transmisión del conocimiento”, tal y como destaca la cardióloga del Hospital Universitario de Araba (HUA) de Vitoria-Gasteiz, la Dra. Patricia Gil Armentia, para quien “crear un ambiente escolar saludable debe ser considerado igual de importante que la geografía o las matemáticas, por lo que es necesario motivar y capacitar a los niños para participar en la toma de algunas decisiones relacionadas con su salud, como la  elección de alimentos ricos y saludables, actividades de ocio, etc.”.

Pacientes informados, pacientes implicados en el cuidado de su salud
Para la Dra. Gil, las enfermedades cardiovasculares tienen una mortalidad “inaceptablemente alta”, por lo que es necesario prevenirlas. La especialista destaca el elevado coste personal para el paciente afectado y su entorno cercano, así como su alto coste social y asistencial. Por ello, en la actualidad no solo se apuesta por una prevención primaria centrada en la “prevención, diagnóstico y tratamiento precoz y eficaz  de los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión arterial, tabaquismo, hipercolesterolemia, diabetes, obesidad y sedentarismo) y de la enfermedad coronaria” sino también en una “prevención secundaria de las descompensaciones y de las rehospitalizaciones”. En su opinión, se trata de una patología “muy ‘sensible’ al cuidado cercano” por lo que es fundamental la formación del paciente y su entorno: “pacientes mejor conocedores de su enfermedad y más conscientes e implicados en el cuidado a largo plazo de su salud”.

Actividades para adultos
La población adulta de Vitoria-Gasteiz, participan también en la actividad realizando una visita guiada al ‘Museo de los objetos cotidianos. Latidos que te cambian la vida’, una exposición de Novartis para sensibilizar a la población sobre las consecuencias de la insuficiencia cardiaca que está recorriendo España y estará en Vitoria el día 18 de mayo. Tras ella, participarán en una charla sobre la insuficiencia cardiaca y el papel de las asociaciones de pacientes que les será de gran utilidad, ya que “muchos pacientes viven con resignación su enfermedad, que sin duda tiene un impacto en la salud, en las relaciones sociales y familiares y en el ámbito laboral para aquellos pacientes que les sobreviene la enfermedad mientras están en activo”, recalca San Saturnino.
Enmarcada en el proyecto ‘Latimos Juntos’, de Novartis, ‘Escuelas Corazón’ se desarrolla conjuntamente con Corazón sin Fronteras y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y Fundación Caja Vital.