lunes, 16 de mayo de 2016

ANDALUCÍA PREPARA UNA ESCUELA DE PACIENTES CON DOLOR DE ESPALDA

 El quincuagésimo cuarto congreso de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF), que se ha celebrado en Málaga hasta este fin de semana, ha presentado los avances que se están realizando para implementar en Andalucía una escuela de pacientes con dolor de espalda de origen músculo-esquelético.
En la última jornada, tal y como ha explicado la doctora Marina Tirado, directora de la Unidad de Gestión Clínica de Rehabilitación del Hospital Regional de Málaga y presidenta del comité organizador del congreso, “estamos trabajando conjuntamente con Atención Primaria y la Escuela Andaluza de Salud Pública en el diseño de una escuela de pacientes dirigida a las personas con dolor de espalda, causado por un problema en los músculos o en los huesos”.
La experta ha destacado que “éste es uno de los motivos de consulta más frecuentes para los especialistas en Rehabilitación y Medicina Física de toda España, y también para los médicos de familia. Es por esto por lo que hemos pensado que la colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, era fundamental para orientar el proyecto y lograr que sea un éxito”.
Precisamente, el anuncio tiene lugar con motivo de la ponencia en el congreso a cargo de Olivia Pérez Corral, técnica del área de Ciudadanía y Bienestar de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), y que tiene como título “Mejorando la calidad de vida: de igual a igual”.
El proyecto comprende la preparación de materiales e infraestructura necesaria para la escuela de pacientes —al igual que ocurre en las distintas escuelas de pacientes que ya se encuentran en marcha desde la EASP—, la selección inicial de los pacientes para el pilotaje del programa y el apoyo para la etapa inicial de esta escuela.
Innovación que favorece la adhesión al tratamiento
Según ha manifestado la doctora Tirado, “el modelo de Escuela de pacientes, cuyo objetivo es mejorar la salud y calidad de vida de las personas que sufren enfermedades, sobre todo crónicas, es una iniciativa innovadora que, junto con las que se desarrollan en otras Comunidades Autónomas, como Cataluña, País Vasco, y las ya existentes en Andalucía, pretende que los pacientes tengan un papel más activo y responsable en su proceso, ya que son ellos los expertos en su enfermedad”.
“Pensamos que la participación activa de los pacientes tiene un efecto positivo en la comprensión de las dolencias y en la adhesión de los pacientes a los tratamientos que prescribimos. Y esto, en patologías crónicas, es esencial para mantener una adecuada calidad de vida. Es más, no sólo favorece al propio paciente, sino a sus cuidadores, familiares y al propio Sistema Nacional de Salud. Por todo ello, creemos que es un modelo innovador aplicable en muchas enfermedades que atendemos en los servicios de Rehabilitación”, ha añadido.
A la ponencia se ha invitado a pacientes y asociaciones, familiares y cuidadores, entre las que se pueden citar la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades de Riñón de Málaga (Alcer-Málaga) y la Asociación Malagueña de Artritis Reumatoide.