jueves, 19 de mayo de 2016

300 profesionales se reúnen para analizar iniciativas nacionales e internacionales en gestión sanitaria

En España, la figura del directivo sanitario no ha sido desarrollada, ya que los intentos de regulación han sido incipientes e incompletos”. Así lo ha asegurado Félix Bravo Sanz, presidente la Agrupación Territorial SEDISA Madrid y presidente del Congreso Internacional de Directivos de la Salud. El congreso, que se celebrará en Madrid durante hoy y mañana, días 19 y 20 de mayo, está organizado por la Agrupación Territorial SEDISA Madrid y logrará reunir a alrededor de 300 profesionales que compartirán y analizarán iniciativas nacionales e internacionales en gestión sanitaria.

Y es que, en palabras de Bravo, “la complejidad de los centros sanitarios, con un importante volumen de profesionales sanitarios y de recursos, requieren una gestión altamente profesionalizada y no es equiparable a la de otros departamentos de la Administración Pública”. “Por este motivo -agrega-, tenemos que transmitir que toda esta gestión ha de conciliar, además, las necesidades de los pacientes y que esa gestión ha de desarrollarse en condiciones de transparencia completa. Necesitamos establecer un marco de acción para el directivo sanitario y que se le responsabilice de su desarrollo”.

Según Joaquín Estévez, presidente de SEDISA, los gestores sanitarios tienen un papel muy importante para liderar y hacer posible este proceso de cambio, por lo que pone de relieve uno de los objetivos de SEDISA y uno de los puntos destacados que se abordarán en el Congreso: la profesionalización de los directivos de la salud. “Es indispensable contar con directivos sanitarios y gestores con una formación adecuada, que consigan resultados en rendimiento, productividad, calidad, costes, eficacia, eficiencia”. En este sentido, Estévez afirma que el sistema sanitario está obligado a buscar nuevas soluciones que pasan “por la reorientación de los servicios sanitarios al paciente desde conceptos como calidad y eficiencia y, a través de ellos, aportar la sostenibilidad y equilibrio que el sistema sanitario necesita”.

Para mejorar la gestión de los centros sanitarios es fundamental poner a disposición de los ciudadanos lo que necesitan para mejorar los resultados en salud de la población. “No se trata de generar más actividad sanitaria por sistema, sino de hacer lo que específicamente es necesario y adecuado para cada paciente. La gestión ha de contribuir a que la asistencia sanitaria utilice los recursos a su alcance de forma eficiente”, asegura Joaquín Estévez. 

Bajo el lema ‘La Gestión al Servicio de la Salud de los Ciudadanos’, se abordarán los principales retos de la gestión sanitaria del futuro en España, que van desde comentar las mejores prácticas sobre excelencia en gestión en Europa, la experiencia latinoamericana, los modelos de gestión sanitaria actuales o cuáles serán las tendencias más importantes presentes y futuras al respecto.

El presidente del Congreso, Félix Bravo, ha señalado que se trata de un foro de debate científico de alto nivel en que expertos de todo el país comparten experiencias y sacan conclusiones sobre las tendencias a las que se ha de enfrentar el sistema sanitario en los próximos años. Según explica, “el Congreso pretende abordar una reflexión sobre el papel que desempeñan los directivos sanitarios en los diferentes ámbitos de la organización sanitaria; adoptar las mejores prácticas, intercambiar experiencias y conocer qué hacen en otros países, o cómo se han llevado a cabo procesos de transformación de sus organizaciones sanitarias”. En este sentido, Bravo resalta que la novedad es que por primera vez se plantea el directivo “como un factor esencial para el futuro de cualquier organización sanitaria”. Y añade, “hasta ahora los congresos y jornadas se han centrado en avances terapéuticos y nuevas técnicas; nunca se ha abordado el papel del directivo y sus problemas específicos”.

Por su parte, Bravo destaca algunos de los temas más destacados que abordará el Congreso tales como diversos debates sobre cómo se desarrolla profesionalmente la función directiva, las experiencias de gestión, los problemas específicos de la gestión de instituciones sanitarias, se tratan los modelos de gestión sanitaria. Además, se incluye la visión de los pacientes, las tendencias de futuro y siempre se aporta la experiencia internacional.

El presidente del Congreso ha apuntado que se debe realizar una apuesta sólida por la relación entre ciudadanos, pacientes y médicos en una “sociedad que promueva que los servicios sanitarios y sociales no hablen de enfermedades, sino de enfermos, consolidando una actitud ejemplarizante y pedagógica por parte de los profesionales, para fomentar la promoción de la salud colectiva dentro de una ética personal y profesional”.

La importancia de la colaboración público-privada
La transformación de los sistemas sanitarios es uno de los compromisos que desde la Unión Europea están apostando por mejorar en cuanto a la eficacia, la accesibilidad y su sostenibilidad. Según afirma Cristina Contel, vicepresidenta de la Unión Europea de Hospitales Privados (UEHP)“el Informe de la Comisión Europea de Mayo de 2015 apuesta por la definición de nuevos sistemas sanitarios que den respuesta a las necesidades actuales, en los que la colaboración público-privada es un elemento esencial”.

Algunos de estos ejemplos están ligados a los problemas comunes a los que se enfrentan varios estados, tales como el envejecimiento de la población, la falta de equidad en el acceso a la sanidad o la crisis económica. “Estos problemas cambian por completo las necesidades de la población y hace que los sistemas sanitarios tradicionales no puedan cubrirlas correctamente. De hecho un reciente informe de CEOE sobre el envejecimiento de la población dice que en 2064 habrá aproximadamente 2’5 personas de 70 o + años por cada 100 jóvenes”, concluye Contel.

Por último, esta experta ha querido destacar que a nivel mundial, la salud es una de las principales preocupaciones de la población. “Un 77% de la población está dispuesta a pagar, en diferente medida, por una atención sanitaria extra de la que les proporciona su sistema de salud, según un estudio del Pew Research Center (2016)”.

En definitiva, el entorno sanitario ha cambiado y, sin embargo, la gestión sanitaria y los hospitales no han evolucionado en la misma medida. Según asegura Juan Carlos Giraldo, presidente de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, “en Colombia, con un 7% del PIB dedicado a Sanidad, se están analizando qué debe contener la cobertura de servicios, la implantación de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, cómo hacer el sistema sostenible y cómo hacer que los hospitales funcionen”.