jueves, 28 de abril de 2016

Tres de cada cinco audífonos de bajo coste que se venden por internet son perjudiciales e inadecuados

Según datos del Grupo Empresarial Audiológico GEA, tres de cada cinco audífonos de bajo coste que se venden por internet son perjudiciales e inadecuados.
Recientes estudios realizados en Estados Unidos y el llevado a cabo por la plataforma audiológica demuestran que los audífonos baratos que pretenden encontrar un hueco en el mercado carecen del rigor que debe plantear un dispositivo de estas características. De hecho, pueden dañar de forma inmediata la audición de la persona ya que no cumple con los requisitos que requieren los distintos tipos de problemas auditivos.
El coordinador de GEA, José Antonio Cortázar, afirma en este sentido que “siempre se debe acudir a un especialista en audición para recomendar al paciente eltipo de audífono que necesita. Existen soluciones para ofrecer audífonos decalidad al mejor precio posible, e incluso subvenciones para adquirirlos. Pero en temas tan serios como la audición y la salud siempre se debe apostar poraudífonos de calidad recomendados por especialistas”, indica.
Tras diferentes pruebas a varios audífonos que tienen en cuenta las discapacidades auditivas más comunes como son las pérdidas leves, moderadas y profundas, se sabe que los audífonos debajo coste emiten fuertes ruidos en el oído con riesgos de causar daños auditivos. De hecho, se amplifican los sonidos de baja frecuencia no siendoútiles para escuchar las altas frecuencias que son esenciales para oir el habla.
Según Cortázar del grupo GEA, “el asesoramiento profesional del audioprotesista, tras el informe realizado por el otorrinolaringólogo, resulta importantísimo para ajustar el audífono y adaptarlo. La tecnología de los dispositivos es muy compleja y debe ser individualizada con el fin de preservar siempre la mejor salud auditiva. No se debe comprar sin saber qué se debe comprar, especialmente cuando hablamos de salud”, expone.
Y es que el precio medio de un audífono comprado con el asesoramiento de centros auditivos, ópticas audiológicas y sus audioprotesistas ronda los 1.400 euros mientras que en internet el precio medio se acerca a los 300 euros. Su bajo precio los hacen atractivos pero la realidad es que los especialistas los desaconsejan. Lo barato sale caro, especialmente cuando hablamos de la salud.

Otras diferencias
Además de los problemas que se han indicado, existen unas diferencias importantes entre los audífonos que se encuentran por internet y los adaptados por audioprotesistas.
La primera de ellas es que el 80% de los audífonos de la red son elevadores que amplifican frecuencias de forma lineal o lo hace de forma desproporcionada repartido entre graves y agudos. Por otrolado, una prótesis auditiva que lleve incorporado un chip audiológico de alta calidad amplifica las frecuencias de forma múltiple imitando los tonos que tiene la cóclea del oído humano y se ajusta al umbral auditivo del pacientetras las correspondientes pruebas audiométricas. Con la información del paciente se realizan los ajustes previos y precisos en la prótesis utilizando un ordenador.
Otra diferencia es que el audífono elevador que puede encontrarse por internet no logra hacer oír y entender de forma correcta ya que se hace de forma brusca y repentina con la frecuenciagrave a un volumen muy elevado. Sin embargo, el audífono adaptado por el audioprotesista se lleva a cabo con una rehabilitación auditiva que nos permite pasar de oir mal a oir bien de una forma progresiva y reeducativa.
Finalmente la homologación del audífono registrado como producto sanitario y adaptado por un audiólogo contrasta con la falta de homologación de muchos de los audífonos que se venden por internet. Esta es una garantía que debe prevalecer en cualquier dispositivo que se necesite para mejorar la salud.