viernes, 29 de abril de 2016

Salud y FAHYDA firman un convenio para desarrollar un protocolo de atención integral a menores con trastorno por déficit de atención e hiperactividad



La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y la Federación de de Asociaciones de Ayuda al Trastorno Hipercinético y Déficit de Atención han firmado hoy un convenio de colaboración para impulsar un nuevo protocolo de atención a menores con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (THAH) en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA).
“Con este instrumento, largamente demandado, pretendemos mejorar la calidad y la continuidad de la intervención que se realiza en los niños y niñas con este trastorno, facilitando la detección y el diagnóstico precoz, reduciendo la variabilidad y determinando qué acciones son más efectivas en cada momento y qué profesionales deben llevarlas a cabo”, ha explicado Aquilino Alonso.
A través del citado convenio se garantiza la difusión y el seguimiento de este protocolo, así como la información y la formación necesarias a profesionales, del ámbito sanitario y asociativo, que permitirán mejorar la calidad en la atención a los menores.

Este protocolo facilita también la coordinación de los equipos profesionales, y con las familias, que, en palabras del consejero, “han de trabajar sinérgicamente ante la complejidad de este tipo de trastorno”. Además, plantea la utilización de instrumentos y sistemas de codificación homogéneos para desarrollar mejor investigación en este ámbito y, por tanto, generar mejor conocimiento.
En 2011 ya se suscribió un protocolo de colaboración entre las Consejerías de Gobernación y Justicia, Educación, Salud, e Igualdad y Bienestar Social del que se derivó el Protocolo de actuación y coordinación para la detección e intervención educativa (2012) y que ahora enmarca este nuevo protocolo.
“Quiero destacar hoy la importancia de profundizar en nuestra colaboración; no sólo en los protocolos que nos ocupan, sino en el seguimiento de la salud infantil considerada globalmente, contribuyendo a mejorar la equidad en su disfrute, así como en el acceso y utilización de los recursos disponibles: éste debe ser nuestro compromiso y este protocolo es una parte de él”, ha concluido el titular de Salud.
El TDAH es un trastorno grave de origen neurobiológico, resultado de una compleja interacción entre los aspectos biológicos y el medio ambiente, que puede originar muchos problemas en el desarrollo. Se manifiesta en todos los ámbitos que rodean a la persona afectada (familia, amigos, colegio, trabajo, pareja,…), originando deficiencias o dificultades para realizar sus actividades conforme a las normas generales, dificultándole alcanzar su potencial. Su manifestación es obvia desde antes de los 6 años y evoluciona a lo largo de la vida de la persona. Este trastorno tiene una prevalencia entre el 5-7% de la población y se manifiesta en los varones frente a las mujeres en una proporción de 4 a 1.