viernes, 15 de abril de 2016

Profesionales del área de Nefrología del Hospital Costa del Sol reciben el Premio Nacional de Informática y Salud por la APP Nefroconsultor



Profesionales del área de Nefrología del Hospital Costa del Sol han obtenido el Premio Nacional de Informática y Salud 2015 por la aplicación móvil Nefroconsultor. Este galardón ha sido entregado por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Esta aplicación móvil fue creada por facultativos especialistas de nuestro hospital, principalmente por el coordinador de esta unidad, Juan Payán y el nefrólogo, Néstor Oliva, junto con otros colegas del Hospital Universitario de Las Palmas de Gran Canaria Doctor Negrín y del Hospital Quirón de Marbella.

Es la segunda vez que esta APP recibe un premio. La vez anterior fue en la XIII edición de los Premios Profesor Barea 2015 concedido por Fundación Signo en mayo pasado. El premio reconoce la contribución de organizaciones y profesionales en la innovación, desarrollo e implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el ámbito sanitario.

Esta novedosa aplicación móvil está dirigida a médicos de atención primaria y de otras especialidades, con el objetivo de facilitar la evaluación del paciente con enfermedad renal. Se trata, en palabra de sus propios creadores, de ofrecerles una herramienta útil para estos profesionales que, finalmente, va a redundar en beneficio de los propios pacientes.”.

La APP está basada en el documento de consenso sobre la Enfermedad Renal Crónica de la Sociedad Española de Nefrología. La aplicación permite introduciendo tan solo 4 parámetros (edad, sexo, creatinina plasmática y albuminuria), conocer el filtrado glomerular, el grado de enfermedad renal crónica y su clasificación pronóstica con el riesgo relativo correspondiente ajustado para cinco eventos (mortalidad global, mortalidad cardiovascular, fracaso renal tratado con diálisis o trasplante, fracaso renal agudo y progresión de la enfermedad renal).  Finalmente, orientará sobre si el paciente ha de ser remitido al servicio de Nefrología o si debe ser seguido por el médico de atención primaria.

Con esta aplicación se busca ofrecer al facultativo no nefrólogo la mayor inmediatez y simplicidad posible a la hora de valorar la situación de los pacientes con patología renal. La aplicación ofrece la información necesaria para poder tomar distintas decisiones y ofrecer las recomendaciones adecuadas a cada caso  “a pie de consulta”. 

La información que ofrece la aplicación adapta e integra la información de los distintos documentos de consenso y guías de práctica clínica ofreciendo información relevante, basada en la evidencia científica y ajustada a cada paciente.

La APP es gratuita y no necesita ningún registro. Está  disponible para Android e IOS y su funcionamiento es muy sencillo. 

Otra de las grandes utilidades es el apartado denominado recomendaciones acerca del seguimiento que se debe realizar del paciente, teniendo en cuenta su estadio de enfermedad renal, y se especifica todo aquello que el médico de Atención Primaria ha de tener en cuenta a la hora de valorar a un paciente con enfermedad renal crónica. En este espacio se incluyen recomendaciones sobre los hábitos dietéticos, el control de la presión arterial, el tratamiento de la diabetes mellitus, el control y tratamiento de la dislipemia, la hiperuricemia y la anemia, recomendaciones sobre de la medicación y también sobre la frecuencia y seguimiento de estos pacientes.

La aplicación Nefroconsultor cuenta con el aval científico de la Sociedad española de Nefrología, ha sido presentada en el Congreso Infors@lud 2015 y en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología. Ha recibido el prestigioso premio Profesor Barea de la Fundación Signo, premio destinado a proyectos inéditos que supongan una mejora sustancial en la gestión y evaluación de costes sanitarios.

Enfermedad Renal Crónica
La enfermedad renal crónica (ERC) es una patología considerada “silenciosa”, ya que la mayoría de las personas que la padecen lo desconocen y se manifiesta cuando ya está en un estadio muy avanzado. Es muy prevalente y de ahí la importancia de un diagnóstico y detección precoz que permita los mayores beneficios para los enfermos. En la actualidad, un 10% de la población española adulta tiene ERC y en determinados grupos de pacientes con hipertensión arterial (HTA) o diabetes mellitus (DM) la prevalencia puede alcanzar el 35-40%. La ERC mantiene en diálisis a unos 25.000 pacientes en España y a aproximadamente unos 800 en Málaga. Además, en este tipo de enfermedades cuando el riñón deja de funcionar más de un 50%, el resto se va agotando año a año, aunque los factores de riesgo estén controlados, es decir, la prevencion es fundamental.