domingo, 24 de abril de 2016

La Sociedad Española de Electromedicina e Ingenería Clínica se une a la apuesta del panel de expertos por la innovación disruptiva en el sistema de salud‏

  La Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica se ha unido al llamamiento realizado por el panel de expertos de la Comisión Europea, entre los que se encuentra el español Fernando Lamata, en el informe ‘Innovación disruptiva. Consideraciones sobre la salud y la atención sanitaria europea’, en el que los autores, abogan por la implantación progresiva de un modelo de innovación disruptiva en materia de salud.

Según el panel de expertos de la Unión Europea, la innovación disruptiva en salud se asienta en una cultura organizativa diferente que prioriza la participación de nuevos actores, permitiendo mejorar los resultados, la equidad y la eficiencia de los sistemas de salud. En este sentido, los autores proponen la apuesta por los productos o servicios con mejores resultados para la salud de los pacientes en detrimento de los que no resultan rentables desde el punto de vista sanitario.

El informe ‘Innovación disruptiva. Consideraciones sobre la salud y la atención sanitaria europea’ marca como mejor ejemplo de innovación disruptiva de esta década el cambio de posición de un paciente pasivo: “El sistema ha pasado de considerar al paciente como un agente que se somete a un tratamiento y cumple con las terapias a un participante activo que contribuye en sus cuidados e interviene en el proceso”.

Los autores también analizan los nuevos fármacos para la hepatitis C, que han logrado elevar las tasas de curación del 50 al 95%, aunque recomiendan ajustar los mecanismos de control para garantizar que sean accesibles para toda la población. Además, el panel de expertos menciona otros casos de éxito como los registros clínicos “inteligentes”, que simplifican el abordaje de la enfermedad y la coordinación de los profesionales que asisten al paciente a partir de la incorporación de las nuevas tecnologías.


El presidente de la SEEIC, Jesus Lucinio Manzanares, coincide con los autores del informe europeo en la necesidad de eliminar las barreras que impiden acoger la nueva estructura: “Los principales impedimentos son la rigidez de las profesiones y los servicios al uso, por eso se debe optar por la desregularización de las profesiones y los servicios en beneficio de la innovación en salud”. El presidente de la SEEIC y el panel de expertos de la Unión Europea defienden la implantación de un nuevo modelo en el campo tecnológico, científico, organizativo y su propia humanización.


Por este motivo, Manzanares Pedroche insta al Gobierno del Estado Español a acoger las recomendaciones de este informe para instaurar un modelo de innovación disruptiva, caracterizado por la creación de servicios más accesibles, procedimientos rentables, la prestación de salud personalizada, potenciar la visión del paciente como persona, la eliminación de sistemas antiguos, la creación de nuevas funciones y capacidades profesionales, la extensión de nuevos valores para el personal sanitario con una gestión profesional de nuestros centros asistenciales, los pacientes, los ciudadanos y la comunidad en general, y la introducción del cambio cultural transformador, que beneficie nuestro sistema actual y por ende a toda la sociedad civil.