lunes, 11 de abril de 2016

La percepción del riesgo de diabetes, cuestión de género

 En el marco del Día Mundial de la Salud 2016: Vence a la diabetes, la Red de Grupos de Estudio de la Diabetes (Fundación RedGDPS), con la colaboración de Novartis, publica los primerosresultados del estudio LADYDIAB sobre la atención a la mujer con diabetes en APEl estudio, que analiza los conocimientos, actitudes y comportamientos en el manejo y control de esta patología en hombres y mujeres, pone de manifiesto que las cuestiones emocionales y las de cuidados constituyen las principales diferencias de género, lo que provoca que las mujeres con diabetes sean menos conscientes que los hombres de la gravedad y riesgos de suenfermedad.

LADYDIAB parte de la premisa de que la diabetes representa en la mujer un riesgo relativo para el desarrollo de enfermedad cardiovascular superior al del varónpara desarrollar un estudio con tres partes diferenciadas y complementarias: una encuesta sobre conocimientos, creencias y actitudes del personal sanitario, fundamentalmente de Atención Primaria, un programa de grupos con hombres y mujeres diabéticas para analizar sus diferencias respecto a la forma de afrontar, manejar y vivir con la enfermedad y un estudio transversal sobre el manejo en condiciones de práctica real de los factores de riesgo cardiovascular en varones y mujeres con diabetes.

Según el médico de Atención Primaria del Raval Sud de Barcelona y miembro de la comisión permanente deFundación RedGDPS, el Dr. Josep Franch Nadal, hay dos grandes áreas en las que las diferencias de género en el manejo y control de la diabetes en Atención Primaria son muy patentes: “por un lado, se observa claramente que en la mayoría de los factores de riesgo asociados a la diabetes el control es notoriamente peor en las mujeres que en los hombres y, por otro, existe una actitud menos agresiva cuando el medico trata a una mujer diabética respecto a un hombre diabético de las mismas características, incluso aún después de haber padecido un evento cardiovascular”. Todo ello, se debe a una percepción del riesgo errónea: “tradicionalmente ha existido el concepto que la mujer tiene un menor riesgo cardiovascular, pero esto no es cierto en el caso de las mujeres diabéticas”, aclara.

Menor percepción del riesgo de la enfermedad
La correcta percepción del riesgo por parte de los pacientes y profesionales es importante a la hora de abordar la DM2, sin embargo LADYDIAB pone de manifiesto que “las mujeres con diabetes son menos conscientes de la gravedad de la enfermedad y del riesgo que supone”, destaca el Dr. Franch, quien resalta que este fenómeno se observa incluso en mujeres que ya han padecido un infarto. En su opinión, “hace años que la sociedad atribuyó a las mujeres el papel de cuidadoras aún en perjuicio de su propia salud, pero debecomprender que cada persona es responsable de su propia salud”.

En este punto, el contexto emocional, que siempre influye en el manejo de cualquier enfermedad o situación adversaconstituye un soporte importante para el automanejo de la DM2. “Hay que buscar la motivación y la capacitación de cada paciente para conseguir que tome las riendas en la gestión de su enfermedad, aclara el Dr.Franch.

La presencia de la mujer diabética en los estudios se reduce al 20%
Otro de los principales problemas que pone de manifiesto LADYDIAB es la escasa presencia de la mujer diabéticaen los estudios de prevención o tratamiento de la enfermedad cardiovascularhabitualmente del 20%, lo que impide la valoración crítica de la mayoría de los estudios y reduce las posibilidades de otros enfoques para la investigación. Esto podría deberse a la idea de que la enfermedad cardiovascular es cosa de varones, lo que en parte es cierto hasta las edades medias de la vida. Sin embargo, los investigadores del estudio aclaran que existen suficientes evidencias del mayor peso de la diabetes como factor de riesgo cardiovascular en las mujeres: el pronóstico es peor, probablemente influido por la mayor edad y comorbilidad, pero también debido a razones anatómicas, fisiopatológicas y farmacológicasLa mayor dificultad diagnóstica podría ser otro motivo, ya que pruebas como el electrocardiograma de esfuerzo son mucho menos valiosas en la mujer que en el varón, tal y como recoge el estudio.

Para mejorar el manejo y control de los pacientes con diabetes desde Atención Primaria, el Dr. Franch cree que es necesario “conseguir una buena actitud de los profesionales sanitarios encargados de cuidar de las personas con diabetes para que estén concienciados del problema, a lo que hay que añadir los conocimientos y mediosadecuados para intentar minimizar el impacto de la enfermedad diabética”.

Los investigadores de LADYDIAB concluirán el proyecto con un estudio descriptivo y transversal sobre el manejo en condiciones de práctica real de los factores de riesgo cardiovascular en varones y mujeres con diabetes, así como la epidemiología de las complicaciones que puedan presentar y los posibles factores que expliquen diferencias, con especial atención a la adherencia al tratamiento.