viernes, 29 de abril de 2016

La cirugía bariátrica y metabólica consigue prolongar la vida 10 años de media

La prevalencia mundial de la obesidad se ha multiplicado por más de dos entre 1980 y 2015 según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo España uno de los países donde se espera un incremento importante de la enfermedad. Alrededor del 22,9 % de los adultos españoles presentaron obesidad en 2014 según recoge la encuesta de la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO).

La prevención es clave para evitar este incremento, no obstante la cirugía bariátrica es el único recurso que ha demostrado la eficacia en aquellos pacientes que padecen obesidad grave o mórbida. Sin embargo, según datos de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), del aproximadamente medio millón de obesos españoles solamente el 5% de los candidatos son intervenidos.

La tercera jornada de formación organizada por Ethicon, compañía de Johnson & Johnson Medical, que tendrá lugar los próximos días 28 y 29 de abril en el Hospital Universitario y Politécnico de la Fe de Valencia, tiene como principal objetivo tratar las actuales controversias sobre la obesidad y sus comorbilidades relacionadas, así como presentar los beneficios de la cirugía como tratamiento. En esta jornada participarán especialistas de diversos países, como Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Francia, Italia, Noruega, Reino Unido y España.

“Son fundamentales jornadas como estas, más en un tema tan candente y actual como la obesidad”, comenta el doctor Carlos Sala Palau, especialista del Servicio de Cirugía Endocrinometabólica del Hospital la Fe de Valencia, y añade; “poner en contacto a especialistas de varios países para comunicar su experiencia en un mismo campo es lo que permite progresar en el conocimiento, optimizar los tratamientos y mejorar la calidad de la asistencia a nuestros pacientes”.

Actualmente se realizan en España aproximadamente 7.000 intervenciones de cirugía bariátrica al año, y según el registro de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad (IFSO), en 2013 se realizaron casi medio millón de cirugías bariátricas en el mundo, tres veces más que 10 años antes.

Según explica el Dr. Sala, el paciente ideal es aquel que se va a beneficiar muchos años de la mejora de salud que proporciona esta cirugía, “clásicamente considerábamos indicada la cirugía bariátrica en pacientes con IMC >40 o >35 si asocia comorbilidades mayores, como la diabetes 2, hipertensión arterial (HTA), dislipemia o apnea del sueño”; y añade “la cirugía bariátrica y metabólica es cada vez más segura, con menor morbimortalidad, técnicas menos invasivas y resultados cada vez mejores, por lo que progresivamente se van ampliando las indicaciones de la misma”.

Además según datos de la OMS en el mundo hay más de 400 millones de diabéticos, “de los cuales el 90% son del tipo 2 (del adulto), quienes también podrían beneficiarse de este tipo de tratamientos y eliminar su medicación”, manifiesta el doctor.

La cirugía de la obesidad consigue prolongar la longevidad diez años de media, y es que los beneficios que tiene esta cirugía en el paciente son muy positivos y mejoran significativamente la calidad de vida de los mismos, ya que, como explica el Dr. Sala, en la mayoría remiten las comorbilidades, “los diabéticos dejan de usar insulina y otros tratamientos, la hipertensión y la dislipemia mejoran o desaparecen, y la mayoría de los que padecen apnea del sueño dejan de usar terapia CPAP (Presión Continúa en la Vía Aérea); además, disminuyen otros riesgos como el desarrollo de tumores, especialmente de colon, mama, y ginecológicos”.

La formación y los avances tecnológicos permiten incrementar la seguridad en los procedimientos quirúrgicos, disminuyendo las complicaciones y contribuyendo al beneficio de un mayor número de pacientes. “Eventos como este son fundamentales para que la formación llegue a un mayor número de profesionales y es la única manera de que mejoremos nuestros conocimientos y aptitudes, camino para que los pacientes se beneficien de los mismos”, concluye el Dr. Carlos Sala.

“Este tipo de cirugía requiere un aprendizaje, por ello es necesario que los cirujanos que la practican tengan una formación de más alto nivel para su intervención con el fin de que puedan tener los mejores resultados para el paciente, por ello desde Johnson apoyamos y organizamos este tipo de jornadas de formación”, afirma Rocco De Bernardis, director general de Johnson and Johnson Medical.