miércoles, 20 de abril de 2016

GSK invertirá 13 millones de euros en su fábrica de Aranda de Duero en 2016



El Centro de Producción farmacéutica de GSK en Aranda de Duero tiene prevista una inversión de cerca de 13 millones de euros para este año 2016. La información, compartida durante una visita de las autoridades ribereñas a las instalaciones de la farmacéutica, llega una semana después de que Roger Connor, presidente de la red de fábricas de la farmacéutica británica, visitara la planta de Aranda para felicitar a sus empleados por el desempeño de su actividad en el último año.
En palabras de Ismael de los Mozos, director de la fábrica de Aranda, “estos 13 millones harán posible el aumento de la capacidad de envasado de comprimidos en botes fortaleciendo el papel estratégico de la planta de  Aranda como centro de fabricación de nuevos productos. Continuaremos  con la adaptación de equipos a los requerimientos de serialización y trazabilidad de los productos para diferentes mercados internacionales, así como con los cambios de diseño de los envases para evitar el acceso accidental de los niños a los medicamentos”, explica.
Recibidos por Ismael de los Mozos,  la Alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, y otros miembros de la corporación municipal han recorrido las instalaciones de esta fábrica en la que se producen cada año 150 millones de unidades de inhaladores y cerca de 1.600 millones de comprimidos. Además, cabe destacar que más del 90% de lo producido se destina a la exportación.


Récord de fabricación de aerosoles
Este año 2016, la fábrica de GSK Aranda celebra 35 años desde que comenzó a producir Ventolín. La fabricación de este medicamento para el tratamiento del asma ha sido en 2015 de 82 millones de unidades, con las que se llega a cubrir, aproximadamente el 60% del consumo de este inhalador en todo el mundo.
Además de esta celebración, GSK Aranda ha batido el récord de fabricación de aerosoles en 2015 alcanzando los 106 millones de unidades, una cifra que refuerza aún más su papel como centro de excelencia en la producción de medicamentos para enfermedades respiratorias.

Actualmente, la plantilla de la fábrica arandina se encuentra en 561 empleados, y está en proceso de ampliación. El objetivo, “personas técnicamente muy buenas y que, además, sean expertos mecánicos capaces de enfrentarse y resolver cualquier tipo de incidencia en su puesto de trabajo”, tal y como explican desde la compañía.