jueves, 7 de abril de 2016

Ferrer y PwC analizan la gestión del paciente crónico en las distintas CCAA‏

Con el objetivo de ofrecer a las comunidades autónomas una plataforma de desarrollo de las políticas sanitarias orientadas a la asistencia integral de los pacientes crónicos, PwC y Ferrer han desarrollado un proyecto, a través del que se han analizado las diferencias que existen entre las comunidades autónomas españolas en la gestión y abordaje integral del paciente crónico. El proyecto, basado en la metodología del benchmark comparativo, se presentará mañana en Madrid en el marco del VIII Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico que comienza hoy y que organizan, conjuntamente, la SEMFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) y la SEMI (Sociedad Española de Medicina Interna).



Para alcanzar estas conclusiones, en tan solo cuatro meses, han participado 13 comunidades autónomas, en las que se han evaluado 116 intervenciones en materia de cronicidad estructuradas en doce ejes que analizan, entre otras cuestiones, la estrategia, el liderazgo, la prevención y promoción, el modelo asistencial, la integración socio-sanitaria, la farmacia, el empoderamiento del paciente, la evaluación, las personas y cultura y los sistemas de información.

El resultado es un benchmark anónimo, de tal forma que cada comunidad sólo puede acceder a sus propios datos comparados con la media nacional. Identifica, además, sus mejores prácticas en la atención a los pacientes crónicos.



En el análisis de los resultados se concluye que existen, entre comunidades autónomas, diferentes grados de avance en la definición e implantación de los modelos de gestión del paciente crónico. Las comunidades con mejores valoraciones en alguno de los ejes son Madrid, Castilla y Léon, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y País Vasco.

Por otra parte, los ejes que más destacan son los de farmacia y el de prevención y promoción. En el primero se analizó la existencia de un sistema de información que integrase todos los procesos de prestación farmacéutica y que impulsase la instauración de planes farmacoterapéuticos integrados, especialmente relevantes desde el punto de vista del paciente crónico. En el caso del eje de prevención y promoción, si bien ha sido uno de los mejor valorados, aún existe un amplio margen de mejora.

Como dato, cabe destacar que la integración socio-sanitaria es el eje que cuenta con una puntuación media más baja.



Metodología

Para el desarrollo de este proyecto, en una primera fase fue presentado a los máximos responsables de cada comunidad autónoma en materia sanitaria de tal forma que cada una de ellas pudiese valorar su participación en el proyecto. Posteriormente, se realizaron varios workshop en cada una de las comunidades en los que participaron los principales responsables en la definición e implantación de los modelos de gestión al paciente crónico.

Ahora que se poseen todos estos datos, se pretende impulsar iniciativas que permitan compartir en mayor grado las mejores prácticas identificadas, de forma que cada comunidad autónoma pueda beneficiarse de experiencias de éxito.

Ferrer ha impulsado esta iniciativa con el fin de aportar valor a las CCAA en la gestión de la cronicidad, tal y como establece su filosofía.