miércoles, 27 de abril de 2016

ESTEVE colabora con Farmamundi en la atención a la población refugiada siria y en el terremoto de Ecuador

ESTEVE y Farmamundi han renovado un año más su convenio de colaboración, a través del cual el laboratorio participa como miembro del Fondo de Emergencias de la ONG y donante de medicamentos. Este acuerdo ha permitido en 2015 emprender 13 intervenciones de emergencia en Siria, Kenia, Nepal, RD Congo, Gaza, Uganda, Haití, Serbia, Mali y Sahara, priorizando la atención sanitaria y alimentaria de la población más vulnerable. Actualmente, a través de fondo sigue actuando en el campo de Al Yarmouk, en Siria, y prestando asistencia médica curativa y preventiva a los refugiados en Nairobi, ante la reactivación del brote de cólera.  Además, la semana pasada el Fondo de Emergencias participó en el envío de 700 kilos de medicamentos y material sanitario para los damnificados por el terremoto de Ecuador, que ya están distribuyéndose en las zonas más afectadas.

ESTEVE y Farmamundi han renovado este 2016 su acuerdo de cooperación, materializado en dos vías diferenciadas. Por un lado, el laboratorio realiza anualmente una aportación económica como miembro del Fondo de Acción Humanitaria y de Emergencia (FAHE) de Farmamundi, que permiten actuar inmediatamente en casos de desastres naturales, conflictos bélicos y en situaciones de desequilibrio crónico de la salud. Y, por otro lado, la entidad dona medicamentos que responden a las necesidades de terreno actuales y que son distribuidos a través del Área Logística y Humanitaria de Farmamundi (ALH) en hospitales, dispensarios médicos y centros materno-infantiles donde más se necesitan.

En este sentido, en 2015 ESTEVE facilitó medicamentos que fueron repartidos en 22 expediciones llevadas a cabo en 13 países.  Los  medicamentos donados por el laboratorio se han distribuido, con el apoyo de 15 organizaciones, en  hospitales, dispensarios médicos, centros de salud, centros de acogida de enfermos, campos de refugiados, orfanatos y asilos de  países como Ecuador, Perú, Guinea Ecuatorial, República Centroafricana, Argelia, Malawia, Grecia o Nigeria, entre otros.

Siria, Serbia y Gaza, asistencia y cobijo a los refugiados
A la colaboración de ESTEVE como donante en especie, se une su participación como miembro del Fondo de Emergencias con el que Farmamundi anualmente presta asistencia a numerosas familias que reciben atención médica, alimentos básicos, medicamentos, artículos para la higiene y campañas de sensibilización en países afectados por crisis humanitarias o desastres naturales.

De entre todas las intervenciones de emergencia emprendidas por la ONG, destaca por su extrema gravedad y vulneración de los derechos fundamentales de las personas la ayuda destinada a la población del campo de refugiados de Al Yarmouk, en Damasco (Siria), sometido a un bloqueo en 2015 que impedía la entrada de comida, agua y medicamentos, provocando malnutrición, deshidratación y enfermedades relacionadas entre la población. Ante esta situación, el Fondo de Emergencias inició en marzo del pasado año una actuación para garantizar la atención alimentaria, sanitaria y de cobijo a la población que se encontraba allí. Así mismo, Farmamundi, junto a la ONG IDC-Serbia, abordó desde septiembre la crisis de los refugiados en tránsito interviniendo en Serbia para cubrir las necesidades básicas de más de 1.000 personas que se encontraban en la frontera con Croacia y Hungría. A todas ellas se les repartieron alimentos, kits higiénicos y material de abrigo ante la llegada del frío y las lluvias del otoño e invierno.

Cabe destacar también la ayuda a más de 2.000 personas, mil de ellas menores, en Gaza, donde de la mano de la ONG palestina Labour Resources Center (LRC), se enviaron alimentos básicos y artículos de primera necesidad para el refugio.

Otras actuaciones
El año 2015 también trajo las temidas catástrofes naturales. Tanto en Nepal como en el Sahara se llevaron a cabo intervenciones de urgencia, primordialmente de atención sanitaria, como consecuencia del terremoto de Nepal, acontecido el pasado 25 de abril, y de las inundaciones de los campos de refugiados saharauis, propiciadas por las incesantes lluvias torrenciales registradas durante el mes de octubre.  

Por otro lado, debido al desplazamiento masivo de población causado por el repunte de la violencia en Kivu Norte, al Este de la República Democrática del Congo, Farmamundi movilizó al Fondo de Emergencias en junio para asistir a más 300 familias desplazadas, unas 1.500 personas, suministrándoles material de cobijo y alimentos de la mano de la ONG local Commaunaté des Églises de Pentecôte en Afrique Centrale (CEPAC). Similar actuación se llevó a cabo en Kenia donde, ante el aumento del número de refugiados como consecuencia del conflicto armado en Somalia, en julio fue necesario dar asistencia médica a más de 1.200 personas, así como repartir kits con artículos de higiene y saneamiento a otras 2.500.