lunes, 18 de abril de 2016

El test genético MammaPrint puede reducir el uso de la quimioterapia en adyuvancia en pacientes con cáncer de mama en estadio temprano

Entre las pacientes con cáncer de mama en estadio temprano que, según criterios clínicos y biológicos, fueron determinadas como pacientes con un alto riesgo de recurrencia, el test genético Mammaprint identificó un importante grupo en el que la supervivencia libre de metástasis a distancia a cinco años fue igual de buena que en el grupo de las que no habían recibido quimioterapia adyuvante (administrada tras la cirugía), según los resultados del estudio clínico randomizado, de fase III, “microarray en la enfermedad con ganglios negativos puede evitar la quimioterapia (MINDACT)”, presentado en el Congreso Anual de la AACR 2016 (del 16 al 20 de abril).

“En la actualidad, la mayoría de los oncólogos recomiendan quimioterapia adyuvante basándose en criterios clínicos y biológicos comunes tales como la edad de la paciente, el estadio y el grado de su enfermedad, así como el estado del receptor hormonal HER2 de su tumor”, explica Martine Piccart, MD, PhD, jefa del Departamento de Medicina del Instituto Jules Bordet en Bruselas (Bélgica), y cofundadora y presidenta del Breast International Group (BIG). “Los resultados del estudio MINDACT proporcionan evidencia científica de nivel 1A de que el uso de Mammaprint podría cambiar la práctica clínica reduciendo substancialmente el uso de la quimioterapia adyuvante y evitar un tratamiento agresivo a muchas pacientes que no se beneficiarían de él.”

De entre las 3.356 pacientes incluidas en el estudio MINDACT que fueron clasificadas como de “alto riesgo de recurrencia de la enfermedad” en base a los criterios clínicos y patológicos comunes (C-high), el tratamiento de acuerdo a Mammaprint redujo la prescripción de quimioterapia en un 46%. La supervivencia libre de metástasis a distancia a cinco años para el grupo de pacientes en el que existía una discordancia entre el riesgo de recurrencia evaluada a través del resultado de Mammaprint frente a la determinación por criterios comunes (G-low/C-high) superó el 94%, indistintamente de si recibieron o no quimioterapia.

Piccart explicó que, considerando todas las pacientes incluidas en el estudio MINDACT, el 14% podría evitar la quimioterapia calculando su riesgo de recurrencia mediante la firma genética Mammaprint, que analiza 70 genes, en comparación con el uso de los métodos clínicos tradicionales.

De 2007 a 2011, Piccart y colaboradores de 111 centros en nueve países incluyeron en el estudio a 6.693 mujeres que se habían sometido a cirugía para el cáncer de mama en estadio temprano (de las 11.288 que fueron evaluadas). Todas las participantes fueron clasificadas como “bajo” o “alto” riesgo de recurrencia del tumor siguiendo dos métodos: en primer lugar, a través del análisis del tejido tumoral usando el test Mammaprint de forma centralizada en Ámsterdam y, en segundo lugar, a través de Adjuvant! Online, una herramienta que calcula el riesgo de recurrencia del cáncer de mama basado en criterios clínicos y biológicos comunes.

Las participantes fueron divididas en cuatro grupos: 2.745 fueran clasificadas en el grupo “bajo riesgo de recurrencia” según los dos métodos de evaluación del riesgo (G-low/C-low), 1.806 fueron clasificadas en el grupo “alto riesgo de recurrencia” según los dos métodos de evaluación del riesgo (G-high/C-high), 592 se clasificaron como “alto riesgo de recurrencia” según MammaPrint y “bajo riesgo de recurrencia” según Adjuvant!Online (G-high/C-low), y 1.550 se clasificaron como “bajo riesgo de recurrencia” según MammaPrint y “alto riesgo de recurrencia” según Adjuvant!Online (G-low/C-high).

A las pacientes clasificadas como G-low/C-low no se les asignó tratamiento adyuvante con quimioterapia y a las clasificadas como G-high/C-high se les asignó quimioterapia adyuvante. Por otro lado, las pacientes clasificadas como G-high/C-low o G-low/C-high fueron aleatorizadas a uno de los dos grupos: para recibir quimioterapia adyuvante o no.

Según Piccart, MINDACT es el primer ensayo clínico controlado, prospectivo y aleatorizado en cáncer de mama en el que se evalúa la recurrencia en base a un análisis genómico con un nivel 1A de evidencia clínica. También es el primer estudio prospectivo de investigación traslacional de esta magnitud que ha conseguido obtener resultados sobre su objetivo primario. En este sentido, la investigadora añadió que el ensayo representa una enorme fuente de datos para futuras investigaciones, puesto que utilizando las muestras de tumor, sangre y los datos de los resultados clínicos de las participantes en el ensayo, se podrá obtener un mayor conocimiento de la biología del cáncer de mama.

El estudio MINDACT está gestionado y patrocinado por la European Organisation of Research and Treatment (EORTC) como parte de una extensa y compleja colaboración con BIG, Agendia y un gran número de otros colaboradores académicos y comerciales, así como representantes de pacientes. El estudio contó con el apoyo de becas del European Commission Framework Programme VI (FP6-LSHC-CT-2004-503426, “TRANSBIG Network of Excellence”), Breast Cancer Research Foundation, Novartis, F. Hoffman La Roche, Sanofi-Aventis, Eli Lilly, Veridex, the U.S. National Cancer Institute, European Breast Cancer Council-Breast Cancer Working Group (BCWG grant for the MINDACT biobank), Jacqueline Seroussi Memorial Foundation (2006 JSMF award), Prix Mois du Cancer du Sein (2004 award), Susan G. Komen for the Cure (SG05-0922-02), Fondation Belge Contre le Cancer (SCIE 2005-27), Dutch Cancer Society (KWF), Association Le Cancer du Sein, Parlons-en!, the Brussels Breast Cancer Walk-Run and the American Women’s Club of Brussels, NIF Trust, Deutsche Krebshilfe, Grant Simpson Trust y Cancer Research UK. Este ensayo también fue apoyado por la EORTC Charitable Trust. El análisis genético fue proporcionado al completo por Agendia. La financiación total fue de aproximadamente 47 millones de euros. Piccart declara no tener ningún conflicto de interés.

**En España este estudio (uno de los más importantes en cáncer de mama en los últimos años) ha sido desarrollado por investigadores del grupo cooperativo de investigación SOLTI.