jueves, 7 de abril de 2016

El Hospital Nisa Sevilla Aljarafe dispone de la tecnología más avanzada para eliminar los tatuajes corporales

Más del 60% de las personas que se hacen un tatuaje se arrepienten al cabo de un año, según afirma el Dr. Manuel Herrero, cirujano plástico
·       El láser que utliza el hospital hispalense, pionero en España, se emplea también para tratar problemas de pigmentación benigna como pecas o manchas de la edad
PicoWay es el tratamiento láser más novedoso y avanzado para los problemas de pigmentación benigna y para la eliminación de tatuajes.  Esta tecnología innovadora utiliza los pulsos de energía láser más cortos del mercado, medidos en picosegundos (Billonésima parte de un segundo) para descomponer los pigmentos en partículas muy pequeñas que son eliminadas posteriormente a través del sistema linfático.
Este tratamiento es efectivo en todos los tipos de pigmentación artificial de la piel, dejando la piel más clara en pocas sesiones y con menos malestar. Este sistema produce menos efectos fototérmicos que los láseres tradicionales, lo que supone una aplicación más cómoda y segura y con menos efectos secundarios.
En el caso de los tatuajes, la eficacia y las sesiones del tratamiento dependerá de muchos factores como la zona donde se encuentre el tatuaje, el tamaño, la antigüedad del mismo y la colorimetría, resaltan los especialistas del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe, encabezados en este campo por el Dr. Manuel Herrero, cirujano plástico. Este dispositivo trata de forma selectiva la pigmentación de la piel tatuada sin producir daños en la piel circundante.