viernes, 15 de abril de 2016

Día Mundial de la Voz 2016 - Colegio Oficial de Logopedas de Andalucía‏

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Voz, la logopeda granadina Mamen Olóriz ha querido destacar la importancia de la voz y del tratamiento logopédico de los pacientes con disfunciones vocales. “Los trastornos de la voz se llaman disfonías”, explica,  “y consisten en la pérdida de las cualidades acústicas de la voz”.

La voz es la principal herramienta de trabajo de profesores, actores, cantantes o locutores de radio. En el caso específico de los docentes, aproximadamente entre el 20% y el 80% presentan a lo largo de su vida trastornos de la voz debido al esfuerzo vocal mantenido, trastornos que “constituyen un 15,8% de las causas de incapacidad temporal”.

Pero Mamen Olóriz explica que hay muchos más profesionales de los que pensamos que trabajan fundamentalmente con la voz. “Las personas que están tras un mostrador atendiendo al público en espacios ruidosos, los profesionales del telemárketing, abogados, jueces, médicos...” son algunos de los colectivos que sin voz, no podrían nunca hacer su trabajo. “No nos damos cuenta de lo importante que es nuestra voz hasta que la perdemos”.

Y ha sido precisamente el reconocimiento gradual de esta importancia lo que ha hecho que se reconozca la patología vocal como enfermedad profesional. “Ahora ya se puede prescribir, por ejemplo, a un docente, reposo vocal durante un proceso de disfonía, pues resulta prácticamente una tortura impartir clases sin apenas voz”, explica Olóriz, quien añade que los planes de prevención de riesgos laborales de algunas empresas han empezado también a incluir cursos de prevención de patologías de la voz, “que tienen muy buena acogida entre los trabajadores y estoy convencida de que están evitando muchos problemas vocales”.

Prevención y cuidados vocales
No obstante, lo ideal sería que todos los profesionales que se valen de su voz tuviera conocimientos de técnica y cuidados vocales. “Cuidarse la voz supone no abusar de ella, hidratarse constantemente, y eliminar vicios vocales como la tos persistente, el carraspeo, el susurro, las carcajadas muy exageradas, arrastrar la voz, ya que todos estos comportamientos son traumáticos para las cuerdas vocales”.

¿Y qué pasa con actores o cantantes que, por exigencias de su trabajo, tienen que realizar este tipo de malabarismos vocales? Olóriz explica en este sentido que hay que aprender el manejo correcto del mecanismo de la fonación con la compensación muscular de los patrones vocales de esfuerzo. “Y esto incluye, entre otras muchas cosas, aprender a hacer calentamiento vocal antes de la jornada laboral y enfriamiento vocal al finalizar”.

Además de todo esto, la logopeda insta, no sólo a los profesionales de la voz, sino a todas las personas, a “llevar a cabo una correcta higiene vocal, eliminando irritantes laríngeos como los alimentos demasiado picantes, los dulces en grandes cantidades, los caramelos mentolados, el alcohol y el tabaco”.

Síntomas y señales de alarma
“Los problemas de la voz suelen empezar por una necesidad constante de aclararse la garganta y ronqueras reincidentes que no se recuperan en 24-48 horas. La persona empieza a sentir que tiene que realizar esfuerzo para hablar porque no le llega el aire al final de las frases, y que se fatiga hablando. Que la voz le empeora a lo largo del día, y que empieza a sentir agarrotamiento de la musculatura del cuello”, explica Olóriz quien recomienda acudir al otorrinolaringólogo a cualquier persona que tenga este tipo de síntomas.

Aclara la logopeda que la patología vocal más frecuente es la presencia de nódulos vocales “o nódulos Kissing. Son un engrosamiento de la mucosa, que en su fase incipiente es susceptible de eliminarse casi por completo con tratamiento logopédico, pero que adquiere una consistencia fibrosa si persiste el mal uso vocal, en cuyo caso, habría que operarlos”. Los nódulos son más frecuentes en mujeres que en hombres.
Día Mundial de la Voz

La voz es el sonido que producido en la laringe nos permite la comunicación oral y alcanza en el canto su máxima expresión y belleza. Está íntimamente ligada a la personalidad de cada individuo y en ella emana nuestra afectividad y sensibilidad. Para una emisión vocal de calidad es necesario que haya un buen equilibrio psicológico, neurovegetativo y nervioso, una regulación hormonal normal, un estado de salud general y laríngeo satisfactorio y un control auditivo suficiente.

En este sentido, y con motivo de la celebración del Día Mundial de la Voz, la decana del Colegio Oficial de Logopedas de Andalucía, Carmina Martín Garrido consideró “importante que la población conozca la desconocida labor de los logopedas ya que en casi todas las etapas de nuestra vida nos pueden surgir problemas en la voz que requieran la ayuda de un especialista en Logopedia”. En Andalucía, esta profesión se estudia en Málaga y Granada.

Hay más de 1.000 logopedas colegiados en nuestra comunidad autónoma. Desde el Coloan se estima que un 15,2% de la población española es susceptible de ser atendida por un logopeda y que son necesarios 33 profesionales por cada 10.000 habitantes. La ratio actual en Andalucía está en un logopeda por cada 348.790 habitantes.

¿Qué es la Logopedia?

La Logopedia es la disciplina encargada de la prevención, evaluación, tratamiento y estudio
científico de los trastornos de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la audición y la deglución. Los logopedas trabajan con toda la población: niños, adolescentes, adultos y personas mayores. Uno de los objetivos de la intervención logopédica es la ayuda a las personas con trastornos de la voz.