jueves, 7 de abril de 2016

Andalucía prepara un nuevo Plan Integral de Diabetes que pondrá el énfasis en la prevención y el diagnóstico precoz

Andalucía prepara un nuevo Plan Integral de Diabetes que pondrá el énfasis en la prevención y el diagnóstico precoz

La Consejería de Salud está elaborando un nuevo Plan Integral de Diabetes de Andalucía que vendrá a mejorar al existente en la actualidad, poniendo el énfasis en la prevención de la diabetes y el diagnóstico precoz de una enfermedad que afecta a más del 15% de la población andaluza de más de 18 años, aunque un tercio lo desconozca. Además, un 15,8% de la población andaluza presenta alteraciones en los niveles de glucosa en sangre, que sin ser aún diagnósticos de diabetes, supone una situación de alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, la forma más frecuente de esta enfermedad crónica entre la población adulta. Según explica la directora del plan, Mª Asunción Martínez Brocca, “actuar precozmente en el fomento de hábitos de vida saludable sobre la población de riesgo y diagnosticar la presencia de diabetes antes de que aparezcan las complicaciones de la misma serán líneas de acción clave del próximo plan”.
Hoy se conmemora el Día Mundial de la Salud, que este año centra su atención en esta enfermedad bajo el lema ‘Mantente en superforma. Vence a la diabetes’, con objetivos que pasan por aumentar la concienciación respecto del aumento de la diabetes en el mundo y de sus consecuencias e impulsar actividades que ayuden a hacer frente a esta patología, con medidas para prevenirla, diagnosticar y tratarla de la manera más óptima.
La diabetes se ha considerado desde el sistema sanitario público de Andalucía como un problema de salud prioritario. Así, durante el periodo 1990-2013, la mortalidad por diabetes en Andalucía ha experimentado una reducción progresiva, a expensas fundamentalmente de una reducción en la mortalidad prematura, que la sitúa por debajo de la tasa nacional. La evolución de las tasas de mortalidad por diabetes ha sido especialmente favorable en mujeres, situándose la mortalidad y mortalidad prematura por diabetes por debajo de la objetivada en hombres.
Por su parte, en el período 2008-2014, los ingresos hospitalarios por diabetes analizados tanto de forma global como específicamente en pacientes con diabetes han descendido progresivamente. En comparación con la tasa media de España, la tasa de ingresos hospitalarios por diabetes ha experimentado una evolución más favorable, situándose por debajo de la media nacional a partir del bienio 2005-2006.
Las complicaciones secundarias de la diabetes, como son el infarto agudo de miocardio, el ictus y amputaciones de miembros inferiores, suponen una causa frecuente de hospitalización, con una tendencia estable durante el periodo 2008-2014; no obstante el riesgo de hospitalización entre personas con diabetes por estas complicaciones se ha reducido notablemente en este periodo. Durante el mismo, las tasas de ingreso por complicaciones agudas de la diabetes son bajas y en descenso progresivo.
En el año 2003, el III Plan Andaluz de Salud ya contemplaba entre sus objetivos reducir la morbilidad, la mortalidad prematura y la discapacidad a través del desarrollo de Planes Integrales específicos contra el cáncer, la diabetes, las enfermedades del corazón, los accidentes, los problemas osteoarticulares y a favor de la atención mental. Fruto de esta consideración nace en 2003 el primer Plan Integral de Diabetes de Andalucía, con la finalidad de coordinar mejor los recursos disponibles y las actuaciones sanitarias en torno a la diabetes. Uno de sus elementos fundamentales es el Proceso Asistencial Integrado, que abarca la práctica totalidad de pacientes con diabetes conocida en Andalucía, garantizando un modelo de seguimiento protocolizado.
El Programa de Diagnóstico Precoz de Retinopatía Diabética, primer y único programa de cribado de retinopatía diabética de ámbito poblacional en España, es un modelo sistemático y consolidado, tanto en atención primaria de salud como en la atención hospitalaria, que da cobertura a más del 75% de la población diana. Los Hospitales de Día de Diabetes, implantados en todos los hospitales regionales y de especialidades, permiten una atención precoz y ambulatoria en situaciones de especial complejidad, facilitando además la comunicación y la atención compartidas.
Garantizar la coordinación entre los diferentes niveles de atención (atención primaria y atención hospitalaria), homogeneizar la actividad de los Hospitales de Día de Diabetes y continuar mejorando los principales resultados en salud son objetivos del futuro plan. En este sentido, prevenir el pie diabético y su recidiva, a través de programas de educación terapéutica desde atención primaria y atención hospitalaria y favorecer la accesibilidad a equipos multidisciplinares de atención al pie diabético serán líneas de acción prioritarias para disminuir la incidencia de amputaciones de miembros inferiores en nuestra población con diabetes.
En prácticamente todas las acciones del Plan de Diabetes, la educación terapéutica es un elemento transversal, por lo que la mejora en la implantación de los programas de educación grupal, especialmente en atención primaria y en las competencias en educación terapéutica en diabetes, especialmente en atención hospitalaria, son áreas de mejora identificadas. Será necesario dar respuesta a las necesidades de poblaciones de especial complejidad, como la población con Diabetes tipo 1, especialmente en edad pediátrica. El impulso de la tecnología aplicada al manejo de la diabetes será en este contexto una oportunidad.
Los retos futuros del sistema sanitario público andaluz se centran en reducir la variabilidad en los resultados en salud, en garantizar una implantación homogénea de las acciones y programas priorizados por el Plan Integral de Diabetes de Andalucía y en reforzar el modelo de atención compartida, monitorizando resultados en salud también compartidos que consoliden equipos de trabajo con un objetivo común. Innovar en la comunicación bidireccional con los profesionales y en el apoyo al autocuidado, con el apoyo de las TICs y la figura del paciente activo, potenciar la investigación en diabetes, y garantizar la participación ciudadana serán elementos clave en el nuevo plan.
Balance
Durante 2015, hubo casi 625.000 pacientes con diagnóstico, tratamiento y seguimiento de diabetes, incluidos dentro del proceso asistencial integrado del Sistema Sanitario Público de Andalucía, lo que supone una inclusión en este programa de la práctica totalidad de los personas con diabetes conocida de nuestra comunidad. Andalucía cuenta además con 165 retinógrafos que han servido para incluir hasta 2015 un total de 369.779 personas en programa de cribado para la detección precoz de la retinopatía diabética, y detectar un total de 39.013 casos de retinopatía diabética, una complicación de la diabetes que puede ser causa de pérdida de visión y que con un tratamiento precoz puede ser evitada.
Desde el inicio del programa de terapia con bomba de insulina del plan de diabetes en el año 2003 y hasta el 2015 se habían autorizado 1.201 tratamientos con bomba de insulina en pacientes con DM tipo 1, una forma de terapia contemplada en situaciones clínicas bien identificadas y de especial dificultad y que consiste en una infusión