martes, 22 de marzo de 2016

VALL D’HEBRON INCORPORA UN SISTEMA PARA DETECTAR LA PREECLAMPSIA CON UN ANÁLISIS DE SANGRE

El Hospital Universitario Vall d’Hebron ha incorporado a su cartera de servicios una nueva técnica para predecir la preeclampsia a corto plazo mediante un análisis de sangre. La técnica ha sido validada en un estudio multicéntrico internacional, publicado recientemente en el New England Journal of Medicine, en el cual ha participado como única investigadora española la Dra. Elisa Llurba, del grupo de Medicina Materna y Fetal del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y responsable de la Unidad de Insuficiencia Placentaria del Hospital Universitario Vall d’Hebron.

El estudio observacional se llevó a cabo sobre 1.050 mujeres embarazadas de 24 a 36 semanas con sospecha de preeclampsia, una complicación médica del embarazo que puede comportar graves problemas tanto para la madre, como para el feto. La sospecha clínica de la enfermedad se basa en la hipertensión, la proteinuria, los edemas o el dolor de cabeza. Según la Dra. Llurba, “los síntomas para detectar la enfermedad son muy inespecíficos, ya que en más del 70% de los casos, las pacientes que presentan alguno no desarrollan preeclampsia”. En cambio, añade, “a veces llegamos tarde al diagnóstico en embarazadas que no manifestaban estos síntomas”.

El estudio parte de investigaciones anteriores, en las cuales se demostró que las mujeres que presentan preeclampsia tienen los niveles de un factor antiangiogénico (sFlt-1) más elevados, y los niveles de un factor angiogénico (PlGF), disminuidos. El objetivo de los investigadores con este trabajo, llamado PROGNOSIS, ha sido establecer un punto de corte en la relación de los dos factores que determine el riesgo de sufrir la enfermedad en las siguientes semanas, así como también otras consecuencias graves como la muerte fetal o la restricción del crecimiento fetal.

Hemos demostrado que las embarazadas que presentan síntomas de preeclampsia y tienen una relación por debajo de 38 de las dos proteínas analizadas en sangre, no sufrirán la enfermedad en las siguientes cuatro semanas”, explica la Dra. Llurba. Este ratio ha dado un 99% de fiabilidad para descartar la enfermedad en los siete días posteriores al análisis de sangre. En cuanto a la predicción a 4 semanas vista, la nueva técnica demostró que las embarazas con un ratio superior a 38 presentaron preeclampsia en cerca del 35% de los casos, o bien complicaciones relacionadas con la insuficiencia placentaria en un 10% adicional. Esta determinación ha sido validada para realizarse con la plataforma de laboratorio Cobas de Roche Diagnostics.

La ventaja de estos marcadores respecto a las técnicas convencionales que se disponían hasta ahora es que detectan la causa de la preeclampsia, que es la insuficiencia placentaria. Por lo tanto, también se pueden utilizar en la predicción de las pacientes con riesgo, y para determinar aquellas pacientes que harán las complicaciones más graves que, a veces, comportan complicaciones fatales.

La preeclampsia afecta a cerca del 5% de las embarazadas y es la segunda causa de muerte materna y una de las principales causas de complicaciones maternas y fetales. A raíz de estos resultados, la Unidad de Cuidados Intermedios Obstétricos del Hospital Universitario Vall d’Hebron, liderada por la Dra. Anna Suy, aplicará la nueva técnica a las gestantes de más riesgo ingresadas en la unidad, y a algunas gestantes con sospecha de preeclampsia visitadas en consultas externas, con el fin de evitar ingresos, pruebas innecesarias y partos provocados antes de hora. Con esta incorporación, que se enmarca en el Programa de mejora de la práctica clínica a través de la investigación, la Dra. Llurba concluye que “seremos mejores a la hora de concentrar los recursos en las pacientes y los fetos que más lo necesiten”.