viernes, 11 de marzo de 2016

Seis millones y medio de españoles sufren incontinencia urinaria


La población española es una sociedad envejecida y se estima que esta tendencia se accentúe en los próximos años. Actualmente, las personas de más de 65 años representan un 17% del total, mientras que se calcula que en 2050 este segmento de población aumente hasta el 32%. Estas cifras significan un reto no solo para la sociedad, sino también para el sector sanitario y farmacéutico.
Uno de los grandes desafíos que se deberá afrontar des de la farmacia será la gestión de la gente mayor, la dependencia y sus patologías vinculadas. Una de ellas es la incontinencia urinaria, uno de los problemas médicos más estentidos entre la población mayor de nuestro país. De hecho, según datos de HARTMANN, expertos en la gestión de la incontinencia y el cuidado de la piel para gente mayor, más de 6 millones y medio de españoles sufren incontinencia urinaria, siendo la población de más de 65 años la principal afectada.
A raíz de este alto porcentaje de afectados, y ateniendo que el 60% de las personas que entran en las farmacias pertenecen a este colectivo, HARTMANN ofrece herramientas de gestión adaptadas y específicas para atender a la gente mayor, pero también a los familiares de los dependientes. Una de estas herramientas es el Rincón del Cuidador®, un concepto de gestión dentro de la farmacia que también cuenta con una plataforma on-line dedicada tanto a los cuidadores como a los farmacéuticos - www.elrincondelcuidador.es. En este portal se pueden encontrar consejos y trucos, así como soporte para las personas afectadas de incontinencia y sus cuidadores.
Algunos de los puntos que se tratan en la plataforma son los siguientes:
·         Ser metódico. Es importante acudir al baño cada dos o tres horas aun cuando no haya ganas y hacerlo varias veces al día. Es importante hacerlo sin apretar o forzar la vejiga. Para mayor seguridad, también se pueden realizar una serie de ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de la zona pélvica.

·         Proteger activamente la piel. Usar absorbentes con protección activa de la piel es esencial. El calor y la humedad pueden influir en el desarrollo de infecciones urinarias. El uso de absorbentes que gestionen y regulen el pH 5.5 aporta confort, evitando molestias e inconvenientes.
·         Cuidar y proteger la piel de rojeces. Las irritaciones dermatológicas son uno de los problemas más frecuentes cuando se padece incontinencia.  Para prevenirlas, es esencial prestar atención a los hábitos de higiene especialmente en la zona íntima y zonas de roce /pliegues.
·         No olvidarse de la hidratación. La ingesta de líquidos no sólo es vital para afrontar las altas temperaturas, sino que además favorece el funcionamiento vesical. No obstante, es importante limitar cierto tipo de bebidas después de las 6 de la tarde, sobre todo de sustancias diuréticas como lo son el café, té, infusiones o refrescos, así como la ingesta de alimentos picantes.