miércoles, 9 de marzo de 2016

Se presenta el Informe “Sanidad privada, aportando valor: Análisis de la situación 2016”, llevado a cabo por el IDIS



En Andalucía el sector sanitario privado tiene un peso cada vez más elevado en el sector productivo, ya que representa el 29% del gasto sanitario de la comunidad autónoma. Además este sector cuenta en esta Comunidad Autónoma con el 57% del total de centros hospitalarios existentes y el 28% del total de camas y dispone del 62% de las resonancias magnéticas y el 50% de los PET. Así lo muestra el Informe “Sanidad privada, aportando valor: Análisis de la situación 2016”desarrollado por IDIS, cuyos resultados se han presentado hoy en Madrid. Este informe muestra también que Andalucía ha registrado un incremento anual del 2,5% en el número de asegurados y del 4% en el volumen de primas en el período 2012-2015, representando el 13,7% del mercado nacional en volumen de primas. Además es importante reseñar que la actividad realizada por los hospitales privados en el total de actividad asistencial regional sigue siendo muy relevanteLa sanidad privada de la comunidad autónoma llevó a cabo en 2013 el 36,5% de los actos quirúrgicos, el 26,3% de las altas y atendió el 24% de las urgencias.

Tal como ha destacado durante la presentación del Informe Adolfo Fernández-Valmayor, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), “la sanidad privada contribuye de manera muy significativa a la sostenibilidad del sistema y a la consecución de objetivos fundamentales para la sanidad como son la equidad, la sostenibilidad, la accesibilidad y la calidad en la atención sanitaria”. 

“Las cifras y datos de este nuevo informe anual presentan una realidad que debe ser tenida muy en cuenta, y que está representada en España por más de 9 millones de usuarios de una sanidad privada que compite en términos de igualdad con la provisión pública; que presume de eficiencia contrastada en sus datos; y que cuenta con capacidades tecnológicas, estructurales y humanas que contribuyen al desarrollo económico y social de nuestro país”,  tal y como asegura Luis Mayero, secretario general del IDIS. Asimismo, considera que “disponemos de un sistema sanitario que es único con una doble provisión y aseguramiento y entre todos debemos ser capaces de establecer las sinergias necesarias para evitar las ineficiencias e insuficiencias que generan las redundancias y duplicidades de nuestro sistema sanitario”.
El análisis global de la aportación de los datos del Informe muestra que el sector sanitario privado representa un elevado peso en el sector productivo español: sumando el gasto de conciertos con el gasto sanitario privado, se alcanzan los 33.797 millones de euros, lo que supone el 3,2 del PIB. Asimismo, los 7,4 millones de asegurados (excluyendo los mutualistas) contribuyen a la descarga y el ahorro del sistema público. Las estimaciones indican que el ahorro generado por el seguro privado se situaría entre 1.091 euros al año (si el paciente usa exclusivamente el sistema privado) y 566 euros (si el ciudadano realiza un uso mixto de la sanidad, consumiendo recursos públicos y privados). Manuel Vilches, director general de IDIS, explica que “si se tiene en cuenta el número de asegurados existentes en España, el ahorro total generado al Sistema Nacional de Salud se estima entre 4.204 millones de euros y 8.103 millones de euros, en función del uso que hagan de la sanidad pública”.
Pese a la crisis económica, el sector asegurador ha logrado mantener tasas de crecimiento positivas en los últimos años en nuestro país. El crecimiento del volumen de primas en 2015 respecto a 2014 es del 3,5% (datos provisionales de ICEA), lo que supone un volumen de primas de 7.132 millones de euros. En relación a la penetración del seguro privado, en el Informe se observa que en las CC.AA donde ésta es más alta (Madrid, Cataluña y Baleares) disponen de un menor presupuesto sanitario público per cápita.
Este estudio muestra también cómo la actividad asumida por la sanidad privada en relación a la actividad sanitaria nacional global es, año tras año, cada vez más relevante. En concreto, en el  año 2013, los hospitales privados llevaron a cabo el 29% de las intervenciones quirúrgicas, registraron el 23% de las altas y atendieron el 22% de las urgencias de todo el territorio nacional. 
Accesibilidad y colaboración
El sector sanitario privado dispone en España de 450 centros (57% del total de los hospitales y 33% de las camas) que contribuyen a la mejora de la accesibilidad de la población a la atención sanitaria y cubren las exigencias de los pacientes en cuanto a profesionalidad de sus empleados, tecnología de vanguardia y agilidad en la capacidad de respuesta a sus necesidades. A nivel geográfico, Cataluña, Madrid y Andalucía son las comunidades autónomas que cuentan con un mayor número de hospitales y camas privadas. A este respecto, es importante destacar que el 51% de las camas privadas del total corresponden a grupos hospitalarios, el 44% a hospitales independientes y el 5% a hospitales de compañías aseguradoras.
Por otra parte, el Informe muestra cómo el sector privado mantiene de forma continuada su colaboración con el sistema público de salud a través de diferentes fórmulas, como son los conciertos que se llevan a cabo entre los servicios regionales de salud y los centros privados, el mutualismo administrativo y las concesiones administrativas que incluyen la gestión de servicios sanitarios. Los conciertos con centros privados en diferentes áreas de actividad contribuyen de manera muy significativa a la consecución de valores fundamentales del sistema público como son la equidad, la accesibilidad, la reducción de las listas de espera y el apoyo al cumplimiento de los tiempos máximos de respuesta. Tal y como destaca el director general de IDIS, “el informe señala que el 11,6% del gasto sanitario público se destina a este tipo de conciertos. Cataluña es la región que destina más recursos a esta partida, con un importe cercano a 2.400 millones de euros (el 25,6% de su gasto en salud). Le siguen Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana, con 788, 385 y 349 millones de euros respectivamente”.
El estudio confirma también los beneficios que suponen las concesiones administrativas, que incluyen la gestión de los servicios sanitarios, y el mutualismo administrativo, con 1,9 millones de personas cubiertas por este régimen en 2015 (y con Muface como mutualidad con más beneficiarios, el 65% del total).  “Sin duda es un modelo que aporta eficiencia en la prestación de un servicio público, ya que la prima media de Muface se situó en 2015 en 801 euros anuales por asegurado, mientras que el gasto sanitario per cápita de ese mismo año fue de 1.091 euros”, añade Manuel Vilches.  
Tecnología, empleo y calidad
La adquisición de equipos punteros y tecnología de última generación es un aspecto clave para el sector sanitario privado. Y reflejo de esa apuesta por la inversión en equipamientos es que el 56% de las resonancias magnéticas, el 47% de los PET y el 36% de los TAC que hay a nivel nacional se encuentran en centros privados.
Por otra parte, y en relación al empleo, es reseñable el número de profesionales que trabajan en el sector a nivel nacional: 244.335 profesionales (65%, en el ámbito extrahospitalario y 35% restante, en el ámbito hospitalario), con Madrid, Cataluña y Andalucía a la cabeza.
La mejora de la calidad en la prestación asistencial es otro de los objetivos del sector privado, reflejado así en el último Informe RESA (Resultados en Salud), publicado por IDIS en 2015, en el que se aludía a la implantación de políticas de garantía de calidad como una de las tendencias más significativas de los últimos años. De ahí que el sector cuente cada vez con mayor número de certificaciones (como las diferentes ISOs, OHSAS 18001, el modelo de excelencia europeo EFQM o la acreditación Joint Commission) que dan fe de la calidad de sus servicios. Esta apuesta por la calidad ha sido también uno de los ejes vertebradores de la actividad de la Fundación IDIS en el último año, con el desarrollo de laAcreditación QH (Quality Healthcare), con la que ya han sido reconocidas 59 entidades y cuya tercera convocatoria está abierta. “La Acreditación QH fue concebida como un sistema pionero e innovador que reconoce la excelencia en calidad asistencial a organizaciones sanitarias a través del compendio de las certificaciones y acreditaciones que los centros poseen teniendo en cuenta su rango, ámbito, peso y recorrido, asegura Manuel Vilches; la participación de centros obtenida hasta el momento nos hace ser optimistas en cuanto a la visión que la sanidad tiene sobre el concepto de calidad: el interés por trabajar en esta línea, lo cual es altamente beneficioso para para los pacientes, en primer lugar y, por supuesto, para el propio sistema”.