martes, 1 de marzo de 2016

Las nuevas dianas terapéuticas en psoriasis y artritis psoriásica, abordadas en el I Simposio Multidisciplinar de la SER con la colaboración de Novartis

Novartis ha colaborado con la Sociedad Española de Reumatología (SER) en dos mesas compartidas sobre las nuevas dianas terapéuticas en psoriasis y artritis psoriásica (APs) para tratar los retos que plantea el manejo diagnóstico y la monitorización de los pacientes con dos de las enfermedades inflamatorias de mayor incidencia en España. Enmarcadas en el I Simposio Multidisciplinar de la Sociedad Española de Reumatología (SER), han acercado la dermatología a los reumatólogos y viceversa, fomentando el abordaje multidisciplinar de ambas patologías.
 La psoriasis es una enfermedad dermatológica crónica que afecta hasta el 3% de la población mundial - a más de 125 millones de personas, alrededor de un millón en España. Se trata de una enfermedad común  cuyo efecto en la calidad de vida de los pacientes es similar al de enfermedades como el cáncer, las cardiopatías, la artritis, la diabetes tipo 2 y la depresión. Se calcula que, de estos pacientes, hasta un 30% sufrirán APs, una enfermedad inflamatoria de las articulaciones que cursa con dolor y rigidez articular, , inflamación de los dedos de pies y manos (dactilitis) y de las zonas en que los tendones o ligamentos se insertan en el hueso (entesitis). De forma preocupante, la artropatía psoriásica, que puede condicionar importantes secuelas, permanece sin un correcto diagnóstico en  un 15% de los pacientes con psoriasis

Los expertos de ambas mesas han coincidido en la necesidad de realizar un abordaje multidisciplinar de las dos patologías. La Dra. María Luz García Vivar, jefa de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Basurto, ha destacado que la APs “puede afectar a otros órganos y sistemas del cuerpo y se suele acompañar de importantes comorbilidades como la hipertensión, diabetes, obesidad con un importante aumento del riesgo cardiovascular, por lo que la colaboración entre diferentes especialidades es clave para su diagnóstico y manejo”. El Dr. José Manuel Carrascosa, médico adjunto de Dermatología del Hospital Germans Trias i Pujol y profesor asociado de la Universitat Autònoma de Barcelona, se ha pronunciado en el mismo sentido para referirse a la psoriasis: “hay que entender la enfermedad de una manera global, como un proceso inflamatorio crónico con repercusión en la piel, pero también en las articulaciones, el sistema cardiovascular, endocrino, renal, neurológico”.

La necesidad de entender la psoriasis de una forma global plantea, según el Dr. Carrascosa, retos en el manejo diagnóstico y la monitorización del paciente en la práctica clínica habitual: “uno de ellos es entender las implicaciones multisistémicas y otro, establecer e incorporar su monitorización al seguimiento de las lesiones cutáneas”. Ambos son básicos para definir las nuevas estrategias terapéuticas, que “nacen de las vías patogénicas consideradas clave en la actualidad: la inhibición de la IL-17, elemento central del proceso inflamatorio psoriásico y de  p19, subunidades que forma parte de la IL-23”, que coexisten con “otras de mayor recorrido , como la inhibición del TNF-alfa y de la molécula p40 compartida por Il 12 y IL-23 y otras mucho más inespecíficas y pueden mediar otros muchos procesos inflamatorios o fisiológicos”.

En el caso de la APs, “la afectación de las articulaciones en sí misma puede adoptar diferentes formas que dificultan el diagnóstico y responden de forma diversa a diferentes fármacos”, aclara la Dra. García. Por ello, son necesarios “sistemas de medición del grado de inflamación que ayuden a evaluar el estado del paciente y su respuesta a los tratamientos indicados”. Para la especialista, “la artritis psoriásica se está convirtiendo más que otros tipos de artritis en una enfermedad con tratamientos personalizados, en función de la expresión que manifieste el paciente y de las comorbilidades que presente, por lo que a los nuevos fármacos se les pide eficacia demostrada en terrenos más complejos desde el punto de vista articular, de afectación de partes blandas, de entesis o inserciones, de psoriasis de localizaciones más difíciles, etc. Para lograr que el paciente alcance y mantenga un estado de remisión o mínima actividad”.

Comprometida con el cuidado de la piel y las enfermedades reumatológicas, Novartis ha organizado las mesas sobre nuevas dianas terapéuticas en psoriasis y artritis psoriásica en el I Simposio Multidisciplinar de la SER para reforzar su larga trayectoria en la investigación de soluciones eficaces capaces de mejorar la calidad de vida de las personas que las padecen.