sábado, 5 de marzo de 2016

La inmunoterapia aplicada al cáncer es el primer tratamiento responsable de modificar la historia natural del melanoma metastásico

 MSD ha celebrado la jornada “Transformando el futuro del cáncer”, una reunión de nivel internacional con ponentes de primera línea a nivel mundial a la que han acudido más de 200 expertos en oncología, dermatología y farmacia. El objetivo del encuentro es hacer una revisión de los últimos avances en inmunología aplicada al tratamiento del cáncer que representan una nueva esperanza para los pacientes con esta patología.

El encuentro ha contado con la participación de la Prof. Dra. Georgina Long, BSc, PhD, M.D., MBBS FRACP investigadora y médico oncólogo en el Melanoma  Institute  of Australia, Universidad de Sydney, quien ha abordado el impacto del melanoma en la sociedad aportando un punto de vista internacional.  La experta ha incidido en el gran problema que supone el melanoma en la vida familiar y laboral de las personas, así como en la propia comunidad.

Según el Dr. Alfonso Berrocal, jefe de sección del servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia, “desde la publicación de los primeros resultados de las nuevas inmunoterapias en los pacientes con melanoma en el año 2010, no hemos dejado de avanzar en conseguir cada vez mayor respuesta y supervivencia para los pacientes con melanoma avanzado. La inmunoterapia ha sido el primer tratamiento que ha modificado la historia natural de esta enfermedad, que ha pasado de una letalidad casi absoluta a unos porcentajes de supervivencia a largo plazo muy satisfactorios”.

En este sentido, el Dr. Salvador Martín Algarra, presidente del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEMM), afirma que “la inmunoterapia ha venido para quedarse. Su eficacia en melanoma avanzado ha sido una prueba de concepto para otros tumores y parece que hemos dado con un mecanismo de control de enfermedad y de estimulación inmune que permite especular en control a medio y largo plazo a unos niveles que no se habían encontrado con otro tipo de tratamiento”.

Durante la jornada ha quedado patente que el melanoma es la punta de lanza de estos medicamentos ya que abre la puerta al estudio en muchos otros tumores.

KEYTRUDA® (pembrolizumab): una nueva esperanza para los pacientes con melanoma metastásico en nuestro país
Pembrolizumab, la terapia anti-PD-1 de MSD para el tratamiento de melanoma avanzado, irresecable o metastásico, que recientemente ha sido incluido en el Sistema Nacional de Salud (SNS), trae nueva esperanza a los pacientes con melanoma metastásico de nuestro país al ser la primera y única terapia antiPD-1 en proporcionar un beneficio en supervivencia global superior a ipilimumab, actual estándar de tratamiento en melanoma metastásico en primera línea de tratamiento.

En este sentido, el Dr. Berrocal indica que “Pembrolizumab es un anticuerpo anti-PD1 que constituye la mejor opción de inmunoterapia disponible para los pacientes con melanoma metastásico tanto sin tratamiento previo como tratados previamente; por lo tanto, para el paciente significa acceder a importantes posibilidades de supervivencia con una mínima toxicidad. De hecho, pembrolizumab es, sin ninguna duda, uno de los agentes que ha demostrado más actividad y mejor supervivencia en los pacientes con melanoma metastásico tratados en primera línea”.

Por su parte, el Dr. Martín Algarra apunta que “los inhibidores de PD-1, y entre ellos pembrolizumab de un modo muy destacado, han demostrado claramente ser agentes activos en primera línea específicamente mejor que quimioterapia en melanoma avanzado”.

Por todo ello, “la inclusión de pembrolizumab en el SNS responde a nuestro objetivo y compromiso de agilizar el proceso de la investigación inmuno-oncológica en beneficio de los pacientes, asegurando en este caso su disponibilidad para los pacientes con melanoma avanzado en España. De esta manera,  desde MSD continuamos contribuyendo a nuestra misión de ayudar a salvar y mejorar vidas”, explica la Dra. María Victoria Tornamira, directora del departamento de Medical Affairs de Oncología de MSD en España.

Supervivencia a largo plazo
En este encuentro, los expertos han analizado las tasas de supervivencia global que lo convierten en   la primera y única terapia anti-PD-1 en proporcionar un beneficio en supervivencia global superior a ipilimumab. Así, el Dr. Berrocal señala que “las tasas de supervivencia a dos años con pembrolizumab son de aproximadamente un 49% frente al 20% con la inmunoterapia previa. Esto significa que pembrolizumab consigue que la mitad de los pacientes tengan supervivencia prolongada frente a un quinto que conseguíamos previamente”.

            De hecho para el Dr. Martín Algarra “la supervivencia que aportaría pembrolizumab a medio, y todo parece indicar que también a largo plazo, sería superior a la obtenida con fármacos con otros mecanismos de acción”.

“Este es el motivo por el que este tipo de fármacos van a pasar a ser la primera opción de tratamiento en pacientes con melanoma metastásico. De momento tenemos datos de supervivencia a dos años por lo reciente de los ensayos pero las curvas se asemejan a las de otras inmunoterapias previas y parece que se va a alcanzar una estabilización de la curva de supervivencia”, declara el Dr. Berrocal.

Para el Dr. Martín Algarra está totalmente acreditado ya como un tratamiento estándar en primera línea y con una actividad difícilmente comparable con otras estrategias, “sin embargo necesitamos un mayor seguimiento, una mayor experiencia en el manejo de estos agentes.”

¿Qué viene ahora?
Según apunta el Dr. Berrocal “el futuro parece que va a ser la combinación de tratamientos. Tenemos datos preliminares muy esperanzadores con combinación de inmunoterapias y este es el sentido que están tomando los ensayos actuales. Además se combinarán estos fármacos con terapias dirigidas en el caso de los pacientes con mutaciones de B-RAF y por supuesto se están desarrollando nuevos fármacos de inmunoterapia dirigidos a otros receptores con mecanismos nuevos de acción. Podemos decir que a pesar de los impresionantes resultados que tenemos en la actualidad estamos al principio de lo que podemos llegar a alcanzar con la inmunoterapia”.