sábado, 19 de marzo de 2016

La fibrobroncoscopia infantil ofrece información más útil a los neumólogos

H “El desarrollo que ha experimentado la broncoscopia en los últimos años ha sido espectacular y muy especialmente en el campo de la Pediatría”, según reconoce en una de sus guías la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica). 
Tanto las aplicaciones diagnósticas de la broncoscopia como las terapéuticas han aumentado de forma muy considerable. Esta expansión ha tenido su base principal en el desarrollo tecnológico de diferentes áreas, como la instrumentación, las ópticas, la fibra óptica, las fuentes de iluminación, el vídeo electrónico y las técnicas anestésicas. 
“La fibrobroncoscopia flexible (FF), que es la empleada en el Servicio de Pediatría de Sagrado Corazón-IHP, permite obtener información anatómica y dinámica de las vías aéreas, y realizar estudios citológicos y microbiológicos. Sus indicaciones vienen dadas por la necesidad de dar respuesta a síntomas o anomalías radiológicas que no puedan explicarse por métodos no invasivos, o de obtener muestras de las vías aéreas inferiores”.
 
Según el doctor Javier Gallego, neumólogo infantil del Servicio de Pediatría de Quirónsalud-IHP, “el uso de esta técnica está indicado cuando se sospecha de la existencia de cuerpos extraños en el interior de los pulmones, ante sibilancias persistentes de difícil control, en casos de hemoptisis, o ante neumonías recurrentes o persistentes”.
 
El procedimiento en general, es bien tolerado y no requiere ingreso. La clave del éxito de una FF es la adecuada preparación del paciente, y eso implica disponer de una sala de exploraciones preparada, monitorizar al paciente adecuadamente y disponer de un personal adecuadamente entrenado que forme parte del equipo. 
 
La mayoría de las series aportan un significativo beneficio diagnostico o terapéutico entre 70% y 94% de las exploraciones fibrobroncoscópicas y/o comprueban que condicionan cambios en el tratamiento del paciente (entre el 26% y el 68%). Es, por tanto, una técnica altamente rentable y esto es así especialmente en los niños y aún más en los neonatos, donde puede alcanzar el 96% de rentabilidad. 
La experiencia nos ha llevado a comprobar que es una técnica rentable, relativamente fácil de aplicar, sin apenas complicaciones y que siempre ofrece información diagnostica o terapéutica. 
 
 

Especialidades
El grupo IHP, que celebra este año el 30 aniversario, dispone de más de 20 especialidades pediátricas. Además de la Neumología infantil está la Cardiología, Otorrinolaringología, Oftalmología, Traumatología, Reumatología, Pediatría social, Gastroenterología, Endocrinología, Alergología, Odontopediatría, Neurología, Osteopatía, Nefrología… 
IHP ofrece sus servicios en las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Granada, Málaga y Sevilla.