martes, 15 de marzo de 2016

La caries sigue siendo la enfermedad bucodental más común entre los españoles

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la caries es la enfermedad bucodental más común y que afecta a la mayor parte de la población a nivel mundial. Entre la población infantil además, se calcula que afecta entre el 60 y el 90%. Aunque estudios recientes muestran que en los últimos 20 años se ha producido una disminución significativa de los casos entre los españoles, lo cierto es que se prevé que el número de afectados de caries no se reduzca en un futuro próximo. Datos de ADE Group, compañía que cuenta con más de 5.300 clínicas adheridas en Europa, muestran como los empastes siguen manteniéndose entre los 10 tratamientos más realizados.

La Organización Colegial de Dentistas de España afirma que, desde 1993 hasta 2010, el índice de caries entre la población adulta ha ido descendiendo paulatinamente. En la franja de edad de entre 35 y 44 años se redujo un 36% el número de dientes afectados con caries, y en un 30% en los mayores de 65 años. Aún así, un estudio realizado por el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, sugiere que la evolución del riesgo de padecer caries entre la sociedad española el año 2020, lejos de disminuir, como mucho se va a estabilizar.    

“Las caries existen y existirán siempre, pero lo cierto es que la prevención ha aumentado mucho y actualmente hay más caries que están bajo control de profesionales y esto permite actuar a tiempo y prevenir males mayores en las piezas dentales de los pacientes”, señala la Mireia Alcaraz, odontóloga de ADE Group. Y es que, según datos de la compañía dental, las visitas realizadas derivadas de los problemas de caries han aumentado en los últimos 5 años. De hecho, datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) afirman que en 2014, el 65% de la población española tenía algún empaste.

Una buena educación en higiene bucal, clave para la prevención

Aunque es cierto que la prevención y el control han aumentado, en muchas ocasiones nos encontramos con un problema de base: la educación bucodental dónde el higienista bucodental aporta a los pacientes consejos para la mejora de las técnicas de cepillado”, apunta Mireia Alcaraz. La odontóloga afirma que la técnica de cepillado - inclinación y movimiento - no es la correcta en muchos casos, haciendo que los alimentos se muevan pero no se eliminen de la boca.

Empezar con el hábito del cepillado desde la salida de los primeros dientes, aunque sean de leche, también es crucial: “Aprender desde pequeño la técnica correcta es fundamental para evitar las caries en la etapa infantil, pero también en la adulta. Al inicio, el trabajo es de los padres, que serán los encargados de controlar el correcto cepillado de los dientes de los niños hasta los 6-7 años de edad.”, comenta Mireia Alcaraz.
Otro de los errores más comunes es el de ingerir demasiados hidratos de carbono y azúcares: “Solemos estar concienciados con los alimentos más típicos como el chocolate o las gominolas, pero no tenemos en cuenta otros también peligrosos como los refrescos con azúcar o el pan con mermelada”, señala Mireia Alcaraz. Según ella, aunque hay caries causadas por factores genéticos, como la calidad del esmalte, si se mejoraran estos aspectos se podría reducir un número importante de casos.