martes, 8 de marzo de 2016

El proyecto TRAM-S reduce la brecha entre la investigación médica y la asistencia sanitaria


Con un acto que se celebra el miércoles 16 de marzo en el Departamento de Salud (Generalitat de Catalunya), el proyecto TRAM-S culmina tras cuatro años de intenso trabajo. Financiado por el Instituto Carlos III y coordinado por la Universitat Oberta de Catalunya, el proyecto aborda y aporta soluciones a uno de los problemas más recurrentes en la sanidad: la brecha que separa la investigación médica de la práctica asistencial.

En medicina, cualquier práctica clínica debe haber sido validada previamente a partir de investigaciones médicas, siendo las Guías de Práctica Clínica (GPC) el instrumento más habitual para comunicar y trasladar las últimas evidencias médicas a la asistencia sanitaria.

No obstante, la permeabilidad con la que los centros y los profesionales de la salud reciben las recomendaciones recogidas en las GPC suele ser muy distinta. Esto da lugar a una asistencia sanitaria heterogénea en la que el paciente no siempre recibe el tratamiento o la recomendación que, según la evidencia científica, resulta más eficiente. Uno de los factores más determinantes a la hora de frenar el flujo de información entre la investigación y la práctica clínica es la falta de una estrategia de diseminación asociada a las GPC.

Mediante la celebración de grupos focales paralelos con profesionales sanitarios (médicos y enfermeras), gestores, pacientes y personas sanas, el proyecto TRAM-S ha identificado —y documentado— las percepciones, actitudes y «acritudes» de los distintos públicos del ecosistema de salud hacia las GPC. Con ello, el proyecto ha conseguido identificar las barreras comunicativas de forma segmentada según los diferentes públicos receptores de GPC.

Fruto de esta investigación, el resultado más importante ha sido el diseño de un modelo de diseminación para GPC en el que se facilitan pautas y acciones de comunicación adaptadas a los diferentes actores y escenarios del ámbito de la salud. Dicho modelo, disponible en forma de herramienta digital, permitirá minimizar la brecha que, en demasiadas ocasiones, separa la investigación médica de la asistencia sanitaria.

Presidido por el consejero de Salud, el Hble. Sr. Antoni Comín; el director de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS), Sr. Antoni Dedeu; y el director de Biocat, Sr. Albert Barberà, el acto estará conducido por los investigadores principales del proyecto, quienes trasladarán los resultados obtenidos y presentarán la herramienta digital de diseminación TRAM-S. El programa completo de la jornada se puede consultar en el siguiente enlace. Cabe destacar que la participación en la jornada es gratuita y tan solo requiere de inscripción previa debido al aforo limitado de la sala.