miércoles, 9 de marzo de 2016

El médico de empresa también puede ser un aliado para dejar de fumar

A la hora de dejar de fumar, el entorno es clave para lograr el éxito en este objetivo. En este sentido, el médico de empresa también puede ser un pilar fundamental para quienes se proponen abandonar el tabaco. Una breve conversación de entre 2 y 5 minutos con un profesional sanitario puede llegar a duplicar las posibilidades de éxito en el proceso de cesación.

Precisamente, para apoyar a los médicos que desarrollan su labor en el ámbito laboral, se dirige el Programa de Cesación Tabáquica que ha promovido la compañía biomédica Pfizer. Esta plataforma se centra en la lucha contra el tabaquismo en el trabajo y proporciona a los profesionales sanitarios diferentes materiales con el que podrán contribuir y ayudar a que sus trabajadores dejen de fumar.

Una de las empresas que ha participado hasta ahora en este proyecto ha sido el Grupo PSA Peugeot Citroën que ha implementado el programa durante dos años consecutivos consiguiendo una tasa de éxito del 60%. En este sentido, el coordinador médico del grupo automovilístico, el doctor Víctor Santos explica “el papel del médico de empresa es fundamental en el proceso de cesación tabáquica para informar, animar y acompañar. La accesibilidad de los trabajadores a la consulta en nuestros servicios médicos de empresa es total para ofrecerles un asesoramiento y apoyo continuo”.

Al respecto, el doctor Santos indica “los empleados valoran de forma positiva el compromiso de la empresa con su salud y bienestar. Entre los aspectos del programa que han valorado más positivamente ha sido la posibilidad de invertir espacios de tiempo dentro de su horario de trabajo para acudir a charlas motivacionales y realizar el seguimiento de su proceso”. Y añade “participar en este programa también es un motivo de satisfacción para los profesionales sanitarios porque los beneficios para la salud son directos y evidentes”.
Beneficios en salud y económicos
Además, apunta el doctor Santos “la persona que consigue el reto de dejar de fumar experimenta un aumento de su autoestima que le ayuda a sentirse mejor consigo mismo y a incrementar la confianza en su capacidad de superación, lo que redunda en una mayor motivación en otros aspectos de su vida personal y profesional”.

Por otro parte, el doctor Juan Álvarez, Director Médico de Pfizer señala “sabemos que en aquellos pacientes que cuentan con una supervisión médica se aumentan las posibilidades de éxito en el proceso de cesación y además, se reducen significativamente las recaídas”. El riesgo de recaída también existe en el entorno laboral debido a situaciones de estrés o las relaciones sociales que se establecen con los compañeros. Más del 60% de los fumadores españoles ha intentado dejarlo en algún momento, concretamente la media se sitúa en al menos 3 intentos.  En este sentido, varios estudios afirman que sólo el 3% de los pacientes que dejan de fumar recurriendo únicamente a la fuerza de voluntad, sigue sin fumar 5 años después. 

Un plan de cesación tabáquica puede aportar importantes beneficios a las empresas, ya que según eldoctor Santos “se traducen en un aumento de productividad por parte de sus empleados; se reducen los descansos para el cigarrillo, disminuye la incidencia de enfermedades respiratorias y algunos tipos de cáncer y, en general, se consigue una mayor calidad de vida”.

Un fumador está 4 días más de baja al año que la persona no fumadora; teniendo en cuenta que el coste medio laboral es de 17,48 € por 8 horas diarias de trabajo, las pérdidas para la empresa por absentismo superan los 550 € por trabajador al año. Entre otras medidas, las empresas pueden colaborar en el proceso de cesación tabáquica incluyendo en sus planes de salud laboral este tipo de planes.

Un programa integral
Esta iniciativa ha contado con el asesoramiento de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) y de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo (SEMST).

“En Pfizer estamos comprometido en la lucha contra el tabaquismo, reconocido problema de salud pública. Por esta razón, colaboramos con todos aquellos interesados en poner al servicio de todos los fumadores servicios y herramientas útiles y efectivas que ayuden a los fumadores a abandonar el tabaco de forma definitiva”, subraya el doctor Juan Álvarez.