jueves, 17 de marzo de 2016

Dormir mal equivale a aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares



El sueño es un estado fisiológico al que el ser humano dedica un tercio de su vida y durante el que ocurre una serie de procesos fisiológicos necesarios para mantener un equilibrio físico y psíquico. Con el objetivo de transmitir a pacientes y población general la importancia de un descanso saludable y la necesidad de corregir sus posibles perturbaciones, los profesionales de los hospitales Quirónsalud de Málaga y de Marbella celebran, con una serie de acciones divulgativas, el Día Mundial del Sueño, que se conmemora este viernes, 18 de marzo, bajo el lema “Dormir bien es un sueño alcanzable”.
Los especialistas de neumología, neurología y neumología, equipos multidisciplinares que componen las Unidades del Sueño en ambos centros, ofrecen una serie de recomendaciones para tener un descanso reparador, como practicar deporte moderado a diario, no tomar cenas copiosas, evitar bebidas estimulantes o mantener horarios regulares de sueño. Además, durante la mañana del 18 de marzo, un equipo de enfermeríahará gratuitamente a pacientes y demás interesados untestpara medir el grado de somnolencia diurna y analizar siestamos ante un caso de apnea del sueño, una de las principales patologías que provocan la alteración del descanso.
El objetivo principal de estas acciones es alertar a la sociedad de que unos incorrectos hábitos de descanso nos pueden costar la vida. Según el doctor José María Ignacio, jefe del Servicio de Neumología de los hospitalesQuirónsalud de Marbella y de Campo de Gibraltar, “dormir más de ocho horas o menos de cuatro aumenta notablemente,en las personas mayores, el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, como se ha demostrado en un estudio publicado este mismo año por el Internacional Journal of Cardiology”.
Los expertos adviertende que hasta en un 15% de la población actual se han observado alteraciones en relación al sueño, siendo el insomnio la primera causa de esta problemática y los trastornos respiratorios,la segunda. La interrupción frecuente de la función respiratoria durante el reposo es un desorden generalizado y común llamado apnea del sueño, que afecta al 17% de los hombres y al 9% de las mujeres de mediana edad.Aunque muchos trastornos del sueño son prevenibles o tratables, menos de un tercio de los pacientes busca ayuda profesional.
Insomnio
“El trastorno del sueño más frecuente, sin lugar a dudas, es el insomnio y su causa más frecuente es la ansiedad”, asegura el doctor José Daniel Alcázar, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Málaga.
El insomnio consiste en la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Puede ser motivado por cambios fisiológicos, estilo de vida, medicación o determinadas patologías. En cuanto a la tipología, puede ser transitorio, si dura menos de tres semanas; o crónico, si supera ese periodo de tiempo.
La mejor manera de asegurar un sueño reparador es “mantener un hábito de vida regular”, además de, continúa diciendo el doctor Alcázar, “intentar no dormir siestas superiores a media hora, no tomar bebidas excitantes o nodedicarse a actividades físicas o intelectuales muy intensas antes de dormir”.
Trastornos respiratorios.
El ronquido es un fenómeno acústico que se produce por la obstrucción del flujo de aire a través de la boca y la nariz y la consecuente vibración de los tejidos de la parte superior de las vías respiratorias. Afecta hasta a un 30% de la población, con una incidencia superior en hombres que en mujeres y en aumento en proporción a la edad. Roncar puede ser signo de una apnea del sueño, un trastorno que ocasiona dejar de respirar durante unos segundos mientras se duerme y que padece un 4% de la población.
Según el doctor Rafael Ruiz-Rico, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Málaga, “además de ser algo muy molesto para el descanso de los compañeros de cama, el ronquidoes un paso previo en algunos casos a desarrollar un síndrome de apnea obstructiva del sueño(SAOS), que tiene consecuencias importantes en la salud de los pacientes”. El SAOS consiste en pausas respiratorias repetidas durante la noche, de forma que “la oxigenación de los órganos (cerebro, corazón, pulmones, etc.) se ve comprometida y puede ocasionar somnolencia diurna, hipertensión arterial, diabetes, aumento de peso, falta de concentración o cambios de carácter”, añade el especialista.
El síndrome de apnea obstructiva del sueño es una de las perturbaciones del sueño más prevalentes en la población general, con importantes secuelas fisiopatológicas que empeoran la calidad de vida de los pacientes y llegan a producir un aumento de accidentes de tráfico y una mayor tasa de mortalidad. De ahí, como apunta el doctor Carlos O’Connor, codirector de otorrinolaringología de Quirónsalud en Marbella y en Campo de Gibraltar, “es de vital importancia acudir al especialistaante un ronquido habitual y persistente para diagnosticar de forma precoz la causa de la obstrucción,poner solución e, incluso, evitar la presencia de un SAOS”.