miércoles, 9 de marzo de 2016

Alcon pone en marcha la campaña ‘Mi Primera Vez’ para promover el uso de las lentes de contacto

Alcon, líder global en el cuidado de la visión y la segunda mayor división de Novartis, ha puesto en marcha la campaña ‘Mi Primera Vez’ para mejorar el conocimiento sobre el uso de las lentes de contacto entre la población general y animar a los potenciales usuarios a probarlas. Para ello, la iniciativa contará con una campaña de televisión y materiales de información para potenciales usuarios distribuidos en más de 2.000 centros ópticos.

En la actualidad más de un 77% de los españoles necesita algún tipo de corrección visual. Los defectos refractivos más comunes entre la población son la presbicia o vista cansada, que afecta a un 28% de los españoles, la miopía (28%), seguida del astigmatismo (26%). Aunque tan solo un 5% de las personas que necesitan corrección visual son usuarios de lentes de contacto1.

En palabras de Marta Llorente, Professional Affairs de Alcon Vision Care, “creemos que todavía existe cierto desconocimiento entre la población acerca de las posibilidades de corrección visual mediante lentes de contacto. Las tecnologías y los materiales de las lentillas han evolucionado notablemente. En la actualidad existen grandes avances, tanto en mensuales como en diarias, como el gradiente acuoso, el hidrogel de silicona o el alcohol polivinílico que dotan a las lentes de contacto de mayor humectabilidad y comodidad para el ojo”.

El perfil del usuario de lentillas es mayoritariamente mujer (70%) y joven, entre los 25 y los 34 años, concentrándose en los menores de 34 años más del 60% de usuarios1. Entre los motivos más señalados para el uso de lentes de contacto aparece en primer lugar la cuestión estética (48%) y, en segundo lugar, la comodidad y la seguridad (35,5%)1.


La corrección visual mediante el uso de lentes de contacto
Actualmente existen lentes de contacto para casi todos los defectos refractivos: miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia (vista cansada). Asimismo, las lentes de contacto pueden ser diarias o mensuales para adaptarse a las necesidades de cada usuario.

Para los usuarios que sufren presbicia existen las lentes multifocales, que se adaptan a las exigencias de las personas que necesitan tener una buena agudeza visual a cualquier distancia sin interrumpir la visión. Además, en la actualidad existen lentillas diseñadas para proporcionar una comodidad duradera mediante la liberación de agentes humectantes de la matriz de las lentes de contacto con cada parpadeo.

Las lentes de contacto tóricas corrigen el astigmatismo y, a diferencia de las lentillas esféricas, han sido especialmente diseñadas para compensar la curvatura irregular de la córnea, compensando así el efecto de visión distorsionada que ésta provoca y ofreciendo una visión más clara y nítida. Gracias a los últimos avances en materiales y diseño, las lentes de contacto tóricas ofrecen una comodidad duradera a lo largo del día. En este sentido, las lentillas mensuales de hidrogel de silicona para el astigmatismo ofrecen hasta cinco veces más permeabilidad al oxígeno que las lentillas tóricas de hidrogel tradicionales3.

Iniciarse con el uso de lentillas desechables
Las lentes de contacto de reemplazo diario son una opción adecuada para quienes se inician en el uso de las lentillas pues suponen una opción higiénica y fácil, ya que no son necesarias soluciones de mantenimiento.

En la actualidad existen lentes de contacto fabricadas con un material exclusivamente de reemplazo diario, el alcohol polivinílico (PVA), con el objetivo de asegurar un mayor cumplimiento. El PVA es un humectante que ayuda a minimizar una de las causas principales de abandono en el uso de lentes de contacto2.

Además, estas lentes permiten a los profesionales de la visión adaptar convenientemente las lentes a la mayoría de las personas mediante la corrección de los errores refractivos más frecuentes: miopía, hipermetropía, presbicia y astigmatismo.