lunes, 8 de febrero de 2016

Nuevo estudio demuestra que un suplemento de nutrición especializado se asocia con una reducción del 50% de la tasa de mortalidad en pacientes con enfermedades cardíacas y pulmonares‏

Los resultados de un estudio clínico demuestran que un suplemento de nutrición oral especializado se asocia con una reducción del 50% de la tasa de mortalidad de pacientes mayores desnutridos con enfermedades cardíacas y pulmonares en los 90 días a partir del alta hospitalaria. El estudio, publicado recientemente en la web de Clinical Nutrition con el apoyo de Abbott, concluye que la administración del suplemento de nutrición especializada en este grupo de edad podría salvar la vida a uno de cada 21 pacientes, demostrando así que se trata de una terapia de alta efectividad.

El estudio NOURISH (Efectos de la Nutrición en Reingresos Hospitalarios no Planificados y en la Supervivencia de los Pacientes Hospitalizados), uno de los estudios clínicos de nutrición más grandes de su clase, es un ensayo prospectivo, aleatorizado y doble-ciego, controlado con placebo. El estudio fue diseñado para reforzar  la evidencia científica existente y que demuestra que los suplementos de nutrición oral pueden reducir las complicaciones, mortalidad y reingresos hospitalarios de pacientes desnutridos. Los participantes del estudio NOURISH, 652 adultos desnutridos mayores de 65 años,  estuvieron ingresados en el hospital y sufrían enfermedades cardíacas o pulmonares. Los investigadores compararon los efectos del suplemento de nutrición especializada alto en proteínas (20 gramos), HMB* (ingrediente que preserva el músculo) y vitamina D, con un suplemento placebo en las tasas de reingresos hospitalarios o mortalidad durante los 90 días siguientes al alta hospitalaria.
  Los resultados no mostraron diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto al objetivo primario compuesto (combinado)  de  reingreso hospitalario o mortalidad. Sin embargo, los componentes individuales del estudio y los análisis adicionales demostraron:

·         Una reducción significativa (50%) de la tasa de mortalidad de los pacientes que recibieron el  suplemento de nutrición especializada. La reducción de la mortalidad comenzó a los 30 días y continuó durante 90 días posteriores al alta hospitalaria de los pacientes.
·         Tasas similares de reingreso hospitalario entre los dos grupos.
·         Mejora de otros resultados clínicos incluyendo peso corporal, estado nutricional y niveles de vitamina D entre los 30 y 60 días siguientes al alta, y mejoras continuadas de peso corporal y estado nutricional hasta los 90 días en el grupo con el suplemento de nutrición especializada.

El estudio NOURISH refuerza claramente el poder de la nutrición para impactar en los resultados clínicos. Para las personas incluidas en el estudio que estaban enfermas y diagnosticadas de desnutrición, la nutrición fue crítica para la supervivencia puesto que ayuda a mantener el cuerpo, especialmente a los músculos,  funcionando correctamente”, señaló Nicolaas E. Deutz, MD, PhD, Center for Translational Research in Aging & Longevity, Department of Health and Kinesiology, de la Universidad de Texas, Estados Unidos, y autor principal del estudio. “Esto es una prueba más de la necesidad de cambiar el estándar de atención e incluir la nutrición como parte integral del tratamiento -tanto como los analgésicos o las vacunas para la gripe- de los mayores para ayudar a aquellos que sufran o tengan riesgo de sufrir desnutrición o enfermedades crónicas”.

“Resultados como estos, procedentes de un estudio de diseño robusto, refuerzan la necesidad de la protocolización del cribado nutricional universal de los pacientes en las 48h desde el ingreso hospitalario. A los beneficios de coste-eficacia, tales como acortar la estancia hospitalaria y reducir las complicaciones, que los tratamientos nutricionales ya han evidenciado en anteriores ensayos clínicos, este estudio añade la reducción de la mortalidad en pacientes mayores desnutridos”, puntualizó María Ballesteros, Endocrinólogo independiente al estudio NOURISH y responsable de la Unidad de Nutrición del Complejo Asistencial Universitario  de León.

La desnutrición: una condición común en las personas mayores
 Uno de cada 2 personas mayores está desnutrido en el momento de su ingreso en el hospital. Muchos de ellos ni siquiera se dan cuenta de que lo están, pudiendo presentar un peso normal o sobrepeso pero tener bajos niveles de músculo o masa libre de grasa. La pérdida de fuerza, músculo y energía pueden intensificarse en pacientes desnutridos y en aquellos  con problemas de salud como infartos cardiacos y  neumonías. Otros estudios han demostrado que la desnutrición puede empeorar los resultados clínicos incluyendo mayor probabilidad de complicaciones, reingresos e incluso muerte. 

Sorprendentemente, la desnutrición en personas mayores es muy común  y tiene un efecto desgarrador en nuestra salud y en el sistema sanitario”, puntualizó Alfonso Cruz-Jentoft, MD, PhD, director del Servicio de Geriatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y ex presidente de la Sociedad Europea de Medicina Geriátrica (EUGMS). “La gente infravalora la importancia que la fuerza y la salud muscular tienen para la recuperación de las enfermedades y de la hospitalización. Una adecuada nutrición es un componente esencial y no puede ser dejada fuera de la conversación”, aclaró este experto independiente al estudio.

El estudio NOURISH refuerza la evidencia científica existente acerca del papel que juega la nutrición en la salud del paciente desde la reconstrucción de la masa muscular hasta la recuperación de la enfermedad y la reducción del tiempo de hospitalización. Los nutrientes del suplemento de nutrición especializada utilizado en el estudio – proteína, HMB y vitamina D- son todos componentes importantes para la reparación y la reconstrucción de los músculos durante el proceso de recuperación tras la hospitalización y la enfermedad.

A medida que la medicina ha avanzado, también lo ha hecho la ciencia de la nutrición. Ahora sabemos que una nutrición adecuada es fundamental para una buena salud; pero la comunidad médica y los pacientes no siempre le prestan atención durante la recuperación de una enfermedad como puede ser la neumonía”, señaló Refaat Hegazi, MD, PhD, director Médico de Abbott y autor del estudio. “Mientras que la prevalencia de la desnutrición es alta, la investigación demuestra que menos de un 2% de los pacientes hospitalizados desnutridos recibe suplementos de nutrición oral especializada. La nutrición debe ser una de nuestras herramientas esenciales para ayudar a los mayores a vivir por más tiempo y tener una mejor calidad de vida”.

Las versiones disponibles en el mercado del suplemento de nutrición especializada analizado en el estudio son Ensure Plus Advance en Europa, y a partir de este año estará disponible como Ensure® Enlive® en Estados Unidos. Los suplementos de nutrición especializada también estarán disponibles en otros países en los próximos dos años.

Se ha demostrado que el *HMB (β-hidroxi β-metilbutirato) ayuda a mantener la salud de la musculatura en las personas a medida que envejecen y cuando enferman, ayudando incluso a minimizar la pérdida de masa muscular durante el reposo en cama.