lunes, 1 de febrero de 2016

Los suplementos de zinc pueden mejorar el perfil lipídico en sangre y reducir la incidencia de aterosclerosis

 
Un nuevo metaanálisis y revisión sistemática han mostrado que la ingesta diaria de 39 mg de zinc en forma de suplementos puede resultar eficaz para reducir los niveles de los biomarcadores de dislipidemias: colesterol LDL, colesterol total y triglicéridos en sangre. Los resultados han sido particularmente prometedores en pacientes que ya padecían una enfermedad cardiovascular.
El zinc (Zn) es el segundo micromineral más común en el cuerpo (después del hierro) y se encuentra en todas las células vivas. Está presente en más de 300 enzimas y, por lo tanto, es un elemento esencial para todas las formas de vida. Un aporte adecuado de zinc es importante, ya que este mineral interviene en una serie de funciones vitales como la función inmunitaria, la síntesis de proteínas, la cicatrización de heridas, la síntesis de ADN y la división celular. Las autoridades sanitarias europeas recomiendan una ingesta diaria de zinc de 9,5 mg para hombres adultos y de 7 mg para las mujeres.

La deficiencia de zinc afecta aproximadamente a un tercio de la población mundial, principalmente en los países en desarrollo, y repercute negativamente en el metabolismo de los ácidos grasos y los carbohidratos, ambos importantes para una buena salud cardiovascular. También hace que las células epiteliales sean más propensas a los efectos del estrés oxidativo . Se ha planteado la hipótesis de que el zinc podría tener un efecto positivo en los niveles sanguíneos, pero un metaanálisis de estudios realizados hasta el 2008 no ha logrado descubrir ninguna asociación. Sin embargo, a raíz de una serie de estudios positivos realizados después de 2008, se ha llevado a cabo un nuevo metaanálisis y revisión sistemática (1), en los que, tras el habitual proceso de cribado, se incluyeron 32 estudios con un total de 14 515 participantes.

El estudio descubrió que la administración de suplementos de zinc (un promedio de 39,3 mg/día) lograba una reducción significativa de colesterol LDL (-4,78 mg/dl), colesterol total (- 10,72 mg/dl) y triglicéridos(-8,73 mg/dl). Su eficacia se observó especialmente en pacientes diagnosticados con una enfermedad cardiovascular, cuyos niveles de colesterol HDL aumentaron. En resumen, este estudio proporciona evidencia de que los suplementos de zinc pueden resultar eficaces en el tratamiento de dislipidemias, especialmente si el paciente ya padece una enfermedad cardiovascular.

**Publicado en el Boletín Informativo de NUTRIFACTS