viernes, 19 de febrero de 2016

La Universidad de Alcalá y MSD se unen para ofrecer la posibilidad a los profesionales de obtener un título de experto universitario en inmuno-oncología

Haga clic en Opciones

La inmunoterapia es ya una estrategia asentada en el tratamiento de tumores como el melanoma y su eficacia está avalada por las revistas científicas más importantes del mundo, tanto es así que la revista Science ya la situó entre los diez avances más importantes del año 2013. Pero, ¿por qué funciona la inmunoterapia en tumores hasta ahora considerados agresivos y de poca supervivencia? Y ¿por qué estos resultados se mantienen además a largo plazo? Todavía hoy, afirma el doctor José Ramón Regueiro, catedrático de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), “hay algunos aspectos de la inmunología tumoral en los que hay que seguir profundizando, y quizá nos ayuden a seleccionar a los pacientes en los que mejor funcionará”.
Con el objetivo de comprender en profundidad tanto los logros como las carencias de formación que tienen los profesionales en este campo y lograr así un mejor abordaje y tratamiento del paciente oncológico, la Universidad de Alcalá (UAH), en colaboración con MSD, acaba de inaugurar su título de experto en ‘Inmunología Tumoral e Inmunoterapia del Cáncer’ que se enmarca dentro de la Cátedra de Ciencias Biomédicas, Inflamación e Inmunidad de la UAH-MSD. “Este curso es una iniciativa innovadora de incorporación de un programa de formación reglado y con un reconocimiento universitario”, ha explicado el doctor  Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina de la UAH, jefe del Servicio de enfermedades del sistema inmune y oncología del Hospital Príncipe de Asturias y director del título, quien ha señalado que el curso “va orientado a comprender los mecanismos por los que el sistema inmunitario es capaz de responder al tumor, los mecanismos que utiliza el cáncer para escapar del sistema inmune y las estrategias clínicas de reversión de esa supresión del sistema inmunitario”.

El curso, reconocido con 15 créditos ECTS ("European Credit Transfer and Accumulation System" - Valoración del crédito universitario igual para todos los países europeos), constará de cuatro módulos (presentaciones de las bases moleculares de inmunología, modelos de inmunidad en cáncer, la inmunoterapia en cáncer y aplicación práctica de la inmunoterapia a la clínica oncológica), cada uno de los cuales se cursará a  lo largo de un mes aproximadamente. En cuanto a la estrategia docente, el doctor Melchor Álvarez de Mon ha destacado el carácter semipresencial del título de experto, con 6 créditos ECTS correspondientes a  las clases presenciales y 9 créditos ECTS cursados a partir de resoluciones de casos prácticos vía online.

Bases moleculares, modelos de inmunidad, inmunoterapia y aplicación clínica
En la jornada inaugural, celebrada los días 19 y 20 de febrero en el Paraninfo de la Universidad, los profesores responsables de cada uno de estos cuatro módulos se encargaron de presentar brevemente los contenidos del programa lectivo a los 42 alumnos de Medicina y Farmacia que cursarán este año el título. Augusto Silva, director asociado de Relaciones Internacionales de MSD en España y uno de los coordinadores del curso, se encargará del bloque inicial, sobre las bases moleculares de la inmunología; el doctor Melchor Álvarez de Mon presentará el segundo módulo, sobre modelos de inmunidad en cáncer. El tercer bloque, sobre inmunoterapia en cáncer, lo impartirá el profesor Eduardo Díaz-Rubio, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario San Carlos; para terminar, el profesor Alfredo Carrato, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal y otro de los coordinadores del curso, dirigirá el último módulo sobre la aplicación de estos conocimientos a la práctica clínica diaria. Los contenidos del curso se extenderán hasta el mes de mayo.

Un campo innovador que ofrece muchas posibilidades
La necesidad de un título de experto universitario como este surge precisamente del requerimiento de los profesionales de actualizar sus conocimientos en una forma nueva de tratar los tumores que, como explica el doctor Alfredo Carrato, “ha llegado para quedarse”. En su opinión, “la inmuno-oncología seguirá desarrollándose y combinándose con el resto del armamento terapéutico existente para lograr la máxima eficacia y conseguirá que varíe la posición del resto de las terapias”.
Un ‘cambio de chip’ que comparte el doctor José Ramón Regueiro, que pone de ejemplo aspectos como el hecho de que un crecimiento tumoral siempre ha sido tradicionalmente señal de que el tratamiento con quimioterapia estaba funcionando mal y, ahora, con la inmunoterapia, un crecimiento tumoral aparente puede significar sin embargo todo lo contrario: que la terapia sí está funcionando. Además, el doctor José Ramón Regueiro ha apuntado también que cursos como este son necesarios porque, aunque la inmunoterapia del cáncer se basa actualmente en dos o tres moléculas, se estima que puede haber entre 40 y 50 moléculas implicadas en el mecanismo de desbloqueo del sistema inmunitario. “Vamos hacia un boom en este campo y, por tanto, los oncólogos tienen que estar preparados”, concluye el doctor.
Por su parte, Augusto Silva destaca el compromiso de MSD con la formación, cuyo objetivo con este curso es “llevar el conocimiento de las innovadoras y potentes herramientas utilizadas cada vez más en la lucha contra el cáncer a los profesionales sanitarios, para que ellos puedan usarlas en su práctica clínica, mejorando así la calidad de vida diaria del mayor número posible de pacientes oncológicos”.
“La lucha contra el cáncer supone uno de los desafíos sanitarios más importantes de hoy en día y es para nosotros un orgullo saber que desde la Compañía trabajamos para dar respuesta a ello y marcar la diferencia en el abordaje de esta enfermedad a través de acuerdos con instituciones como la UAH y para la formación de especialistas en inmunología aplicada al cáncer””, concluye Félix del Valle, director ejecutivo de la Unidad de Oncología de MSD.