martes, 23 de febrero de 2016

Cerca del 10% de la población española sufre síntomas de tinnitus

El tinnitus es una percepción involuntaria del sonido que se origina en la cabeza y que se puede percibir en uno o ambos oídos. Estos ruidos se presentan de forma constante o intermitente y por lo general sólo lo escucha la persona afectada.
Aunque no se considera una enfermedadsino un síntoma, aproximadamente el 3% de los afectados lo sufren en un grado grave que necesita atención médica.
Casi cuatro millones de españoles experimentan o han experimentado tinnitus a lo largo de su vida, y el 85% experimenta pérdidas de audición entre distintos grados que van desde la más leve a otras de mayor consideración.
Por sexos, apenas hay distinciones ya que afecta por igual a hombres que a mujeres pero sí es cierto que en las profesiones relacionadas directamente con la construcción, minería o cadenas de producción en las que existe una prolongada exposición a ruidos excesivos, son más propensos a darse casos de tinnitus.
El Grupo Empresarial Audiológico GEA hace hincapié en algunas de las causas del tinnitus, entre las que destaca el daño que se produce en las células ciliadas. También puede estar asociado a la degeneración de los huesos en el oído medio, traumatismos craneoencefálicos, trastornos neurológicos, exposición a sonidos fuertes y efectos secundarios de algunos medicamentos, entre otros.
Pero las consecuencias del tinnitus no sólo afectan a la audición, también lo hacen con las emociones y a las reacciones físicas. Una exposición a tinnitus prolongada puede producir sentimientos negativos que conduzcan a las reacciones físicas de la ansiedad y el estrés.

Cómo tratar el tinnitus
Existen distintos tipos de tratamientos para el tinnitus. El más eficaz es el de la terapia acústica que consiste en introducir el sonido para ayudar a reducir el contraste del tinnitus respecto al sonido ambiental. En él, se pretende enseñar al cerebro a reaccionar de forma diferente y reclasificar al tinnitus como un sonido sin importancia que se funde con el ruido de fondo.
Para ello se introduce el ruido a través de aparatos cotidianos como ventiladores, radios o televisores, entre otros, ydispositivos más específicos como los generadores de sonido tinnitus. Éstos son dispositivos similares a los audífonos y su función es ‘encubrir’ el tinnitus percibido encubriendo el contraste del tinnitus en el contexto acústico.
La duración de este tratamiento varía en función de la persona y la severidad del tinnitus, por lo que se establecen plazos de 6 a 24 meses.
Esta terapia de sonido se integra en otro tipo de tratamientos como la terapia de re-entrenamiento del tinnitus, que consiste en educar sobre el origen y ayudar al paciente a tomar el control de sus reacciones al tinnitus, o el tratamiento progresivo del tinnitus que consiste en un enfoque de cinco pasos para responder a las necesidades de los diferentes niveles del mismo.
Finalmente, tal y como informa el Grupo Empresarial Audiológico GEA, conviene indicar que aunque no se pierda nunca la percepción acústica del tinnitus sí se puede modificar su reacción a él y, con ello, la forma de percibirlo. Controlar la reacción ante el tinnitus, convertir la señal negativa del mismo en un estímulo neutral,  y habituarse al tinnitus centrándose en otros sonidos más importantes son los objetivos que persiguen los tratamientos empleados.