martes, 19 de enero de 2016

Las Guías Alimentarias 2015-2020 ponen el foco en los patrones de alimentación y sus efectos acumulativos en la salud

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) evalúa la reciente publicación de las Guías Dietéticas Americanas 2015

  • La población no come grupos de alimentos y nutrientes de forma aislada, sino en combinación, y la totalidad de la dieta conforma un patrón general de alimentación
  • Se ha examinado la relación entre estos patrones, salud y riesgo de enfermedades crónicas, y las conclusiones están lo suficientemente bien establecidas como para apoyar la orientación en alimentación
  • El patrón de alimentación saludable no es una receta rígida ni única, sino más bien un marco adaptable en el que las personas pueden disfrutar de alimentos que satisfagan sus preferencias personales, tradiciones culturales y encajar en su economía
  • La SEEN destaca la importancia de consumir en estos patrones verduras, frutas, granos integrales, lácteos, alimentos ricos en proteínas y aceites, consumidos dentro de un nivel de calorías adecuado y formulados con cantidades limitadas de grasas saturadas, azúcares añadidos, y sodio
  • Estas Directrices de 2015 recomiendan consumir menos de un 10% de calorías procedentes de azúcares añadidos y también un máximo de un 10% procedente de las grasas saturadas. Asimismo, establecen que las dietas con menos carne se asocian con menor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular