miércoles, 27 de enero de 2016

El SAS premiado por la Universidad de Córdoba por su colaboración en proyectos de investigación

universidad_cordoba_sas

La Universidad de Córdoba ha reconocido al Servicio Andaluz de Salud (SAS) y a la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía con una de las distinciones ‘Tomás de Aquino’ “por la larga trayectoria de colaboración, que ha permitido avanzar en la formación del alumnado y la realización de proyectos comunes de investigación, docencia e innovación”.
Uno de los presentes en este acto desarrollado en el centro académico de la ciudad de la Mezquita fue el consejero de Sanidad del Gobierno de esta comunidad autónoma, Aquilino Alonso, que destacó “los excelentes resultados obtenidos gracias a la colaboración conjunta”. Además, puso de relieve “la importancia de esta interrelación en el desarrollo del campus de Ciencias de la Salud, donde se incluye el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (IMIBIC)”.
El titular de la cartera sanitaria del Ejecutivo andaluz también subrayó “la implicación de ambas entidades en la formación de los futuros profesionales sanitarios y la figura del tutor clínico, que posibilita que el conjunto de los profesionales asistenciales se sumen a la tarea docente práctica y clínica del alumnado”. “Este escenario ha multiplicado las oportunidades de formación e intensificado el nivel de dedicación de los profesionales a la tarea docente”, explicó.
Aquilino Alonso puso énfasis en señalar que el IMIBIC es “un centro de referencia por su excelencia científica orientada a resolver problemas de salud y que se ha convertido en paradigma del beneficio que la cooperación y colaboración institucional pueden brindar a la sociedad”. El citado “es un espacio de investigación multidisciplinar, en el que se integran más de 480 científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario”, añadió.
Por último, el máximo responsable de la Administración sanitaria de Andalucía declaró que en el mencionado Instituto se trabaja “en el marco de cinco grandes programas científicos”, los cuales son “envejecimiento activo y fragilidad; nutrición y enfermedades endocrinas y metabólicas; enfermedades inmunológicas, infecciosas y trasplante de órganos; cáncer; y enfermedades crónicas e inflamatorias”.