jueves, 28 de enero de 2016

El ejercicio puede acortar dos terceras partes la recuperación de lesiones del tendón rotuliano

La práctica de ejercicio físico puede acortar el período de recuperación de las lesiones del tendón rotuliano de tres meses a uno, según los expertos reunidos en el XV Curso Internacional Teórico-Práctico de Patología de Rodilla,que se celebra del 28 al 30 de enero en Clínica CEMTRO. Entre un 30 y un 50% de las lesiones deportivas afectan al tendón rotuliano. Especialistas de las disciplinas deportivas en las que el tendón rotuliano juega un papel importante se reúnen este sábado para alcanzar un consenso sobre el tratamiento de estas lesiones. El simposio estará presidido por el cirujano ortopédico sueco Häkan Alfredson, considerado el mayor experto del mundo en este ámbito, con 120 estudios publicados. Además, el Consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, asistirá al Acto de Clausura del curso en el que se le hará entrega de un artroscopio sin cables (WAD), inventado y patentado por el doctor Pedro Guillén.


Las lesiones del tendón rotuliano “necesitan de un diagnóstico muy preciso para poder ajustar y personalizar lo máximo posible el tratamiento que evite al deportista arrastrar problemas a largo plazo”, señala el doctor Tomás Fernández Jaén, jefe de la Unidad de Medicina y Traumatología del Deporte de la Clínica CEMTRO.

Los expertos en medicina deportiva coinciden en que “la carga es un factor importante en el tendón por lo que apostamos por el ejercicio y la curación en movimiento como medicamento para la recuperación funcional, en detrimento del uso indiscriminado de antiinflamatorios y la inmovilización prolongada”, comenta el doctor Fernández Jaén. Sobre todo, insiste, “intentamos evitar la cirugía”. El exceso de reposo puede provocar “rigidez articular, atrofia muscular, osteoporosis, alteración de la estructura tendinosa, pérdida de trofismo (nutrición y desarrollo del tejido) y alteración de la propiocepción (el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos)”, enumera. Un estudio australiano publicado en diciembre en la revistaJournal of Science and Medicine in Sport concluye que los programas de ejercicios isométricos e isotónicos pueden reducir el dolor del tendón rotuliano en los atletas de salto.

El tendón rotuliano, uno de los más potentes del cuerpo, es necesario para caminar, correr y saltar, y puede sufrir diferentes tipos de lesiones según la zona afectada. “Hablamos de tendinopatías cuando el daño se produce en las fibras debido a un sobreuso o sobrecarga”, señala el doctor Fernández Jaén. El 40% de ellas no causa dolor, “por lo que es importante un diagnóstico muy preciso que permita dar con el problema concreto para evitar una futura rotura tendinosa”, completa. Esto es posible gracias a la exploración física, el conocimiento de la historia clínica del paciente, el uso de la ecografía y la resonancia magnética y, destaca, “al conocimiento profundo del mundo del deporte por parte del médico”. Con ello se podrá indicar la cantidad y el tipo de ejercicio adecuados a cada caso. Otra investigación italiana publicada en noviembre en The Journal of Sports Medicine and Physical Fitness confirma la tendencia general de tratar las tendinopatías con programas de ejercicios tempranos y la utilidad del ejercicio excéntrico para mejorar los síntomas.

El mayor número de lesiones que afectan al tendón rotuliano “se producen en el salto sobre todo en deportes de carrera, fútbol, balonmano, baloncesto, voleibol o tenis”,explica el doctor Fernández Jaén. Se conoce como la rodilla del saltador y pueden aparecer de manera abrupta, “cuando el deportista nota un pinchazo y un dolor por una rotura parcial, o de manera progresiva”, apunta. Así, en una primera fase el dolor se produce al enfriarse la articulación, después del ejercicio. En una segunda fase hay dolor antes y después de la actividad y en una tercera fase, antes, durante y después. “Saber esto nos permitirá valorar el estado de la lesión”, comenta.

Las lesiones del tendón que afectan al tejido conjuntivo o envoltura del mismo se conocen con el nombre de peritendinitis. “En medicina deportiva se usa cada vez menos el término tendinitis puesto que se ha demostrado que no existe inflamación cuando hay lesión”, expone este especialista.

Reunión de la élite médica deportiva
Uno de los objetivos de la reunión de este sábado es aunar todos estos nuevos conocimientos que existen sobre el tendón rotuliano “para llegar a un consenso sobre el diagnóstico y poder indicar un tratamiento unificado en todo el ámbito deportivo”, afirma el doctor Fernández Jaén. En ella estarán presentes médicos de clubes de fútbol como el F.C Barcelona, Getafe, Real Madrid y Atlético de Madrid, así como de otros deportes como el baloncesto, atletismo tenis, golf, esquí, artes marciales o gimnasia. A la misma acudirán representantes médicos de organismos como la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Consejo Superior de Deportes (CSD), Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol (AEMEF) y la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (SETRADE).

Durante el curso, se aborda también la patología meniscal, y se celebra un Curso Satélite de Formación en Implante de Condrocitos Autólogos (ICC) para tratar las patologías del cartílago.