jueves, 28 de enero de 2016

Cincuenta profesionales médicos reciben formación para una correcta interpretación del electrocardiograma en Hospìten Estepona


Haga clic en Opciones
El Grupo Hospiten celebró este miércoles 27 de enero un taller de electrocardiograma dirigido a un total de cuarenta profesionales médicos de distintas especialidades, entre los que se encuentran médicos internistas, de atención primaria y urgencias, con el objetivo de fomentar el uso adecuado de la técnica y su interpretación a través de una estricta sistemática en el análisis que permita conocer el origen de sus diferentes trazados.
El director de la Unidad de Arritmias de Hospiten Estepona, Dr. Pedro Brugada, quien dirige el curso, explica que “la herramienta del electrocardiograma posee una gran utilidad y accesibilidad para ayudar a la evaluación, la orientación diagnóstica, terapéutica y el pronóstico de los pacientes”. Además, recuerda que las ventajas principales del electrocardiograma son su inmediatez en la realización y su bajo coste con una alta rentabilidad diagnóstica.
Por otro lado, el doctor Brugada afirma que la importancia de este curso reside en la necesidad de una formación continuada que permita “reconocer las morfologías del electrocardiograma normal y patológico, así como las diferentes variantes evolutivas en distintas enfermedades”.
La formación se realizó en grupos reducidos de especialistas con el objeto de permitir una fluida y constante interacción, abordando diferentes casos y la práctica clínica de las patologías más relevantes en cardiología. En el taller participaron como ponentes el Dr. Antonio Ramírez Moreno, el Dr. Juan Ramón Siles Rubio y la Dra. Patricia Fernández García, integrantes del Servicio de Cardiología de Hospiten Estepona.
Pedro Brugada es doctor en Medicina por la Universidad de la Universidad de Barcelona y profesor de Cardiología por la Universidad de Limburg en Maastricht.  Además fue distinguido con la Medalla de Oro de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) y fue uno de los descubridores del 'Síndrome Brugada', que toma el nombre del propio doctor por su aportación científica para la clasificación de las arritmias hereditarias que desencadenan la muerte súbita. Actualmente, dirige la División Cardiovascular en Universidad Libre Flamenca de Bruselas y la Unidad de Arritmias de Hospiten Estepona.