miércoles, 30 de diciembre de 2015

Vithas Xanit realiza con éxito la primera trombectomía mecánica intracerebral de la sanidad privada andaluza

El Hospital Vithas Xanit Internacional, perteneciente al grupo sanitario Vithas, ha realizado con éxito la primera  trombectomía mecánica intracerebral de la sanidad privada andaluza. La intervención, que ha sido realizada por la Unidad de Neurointervencionismo, fue practicada a una paciente con ictus isquémico que mostraba síntomas de hemiplejia derecha y afasia. “La paciente, que padecía de una arritmia cardiaca, estaba en su casa cuando empezó a notar que no podía mover la parte derecha del cuerpo, ni tampoco hablar, por lo que fue trasladada inmediatamente al Servicio de Urgencias del Hospital, donde le diagnosticaron la oclusión de la arteria cerebral media izquierda intracraneal, por lo que tuvimos que intervenir de forma inmediata”, explica la Dra. Teresa Díaz, una de las especialistas responsable de la intervención.
Esta intervención permitió extraer a la paciente, de 62 años, un trombo intracraneal que había provocado el ictus isquémico. Recientemente se ha demostrado que en pacientes con ictus isquémico agudo causado por oclusión proximal de una arteria intracraneal, la trombectomía mecánica intracerebral tiene un gran beneficio con respecto a la recuperación funcional del paciente si se realiza durante las seis primeras horas desde la instauración de los síntomas y conlleva una importante mejoría en la independencia funcional de la vida diaria de estos pacientes sin aumento de su mortalidad. Pero es importante realizar la intervención a tiempo para que sea exitoso. “En nuestro caso el tratamiento realizado dentro de las tres primeras horas del comienzo de los síntomas fue un éxito y la rápida actuación permitió que remitieran todos los síntomas neurológicos una vez finalizada la intervención”, añade el especialista.
“Para la realización de esta intervención hemos introducido un catéter a través de la arteria femoral hasta la carótida interna del lado afecto para, posteriormente, por este mismo catéter, introducir otro más fino denominado microcatéter con el que conseguimos acceder a la arteria intracraneal que presentaba el trombo. Una vez en la zona colocamos un dispositivo denominado stent-retriever que actuaba en forma de red permitiendo atrapar el coágulo o trombo de sangre. Una vez eliminado el trombo intracraneal la paciente permaneció dos días en la Unidad de Cuidados Intensivos en observación y posteriormente pasó a planta, donde terminó de recuperarse correctamente. Gracias a este procedimiento la paciente ha podido recuperar sus actividades diarias y llevar a cabo una vida normal”, explica la Dra. Díaz.