miércoles, 2 de diciembre de 2015

Los wearables permitirán una medicina más eficaz y preventiva

 Los wearables (dispositivos vestibles) y el Internet de las Cosas (objetos conectados a la Red) permitirán una medicina más eficaz y preventiva a un coste inferior. Así, lo aseguran desde la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) con motivo de la jornada de networking organizada  en colaboración con el Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (IRYCIS), que se celebrará este miércoles 2 de diciembre en el Hospital Universitario Ramón y Cajal.

“Los wearables y el Internet de las cosas van a cambiar la forma de practicar la medicina, de un modelo basado en el tratamiento a otro centrado en la prevención, que resulta mucho más económico y eficaz, ya que permite controlar nuestra salud en todo momento, detecta riesgos y evita muchas crisis y hospitalizaciones”, asegura el doctor Sergio Vañó, presidente de AIES y coordinador de la Unidad de Tecnologías Médicas IRYCIS.

El uso más extendido de los wearables, en forma de pulseras y relojes inteligentes (smartwatches) es la monitorización de la actividad física, y es lo que explica su crecimiento. “Estas Navidades se calcula que al menos se duplicará la venta de wearables, ya que en un solo objeto aúna distintos motivos de regalo: tecnología de vanguardia, moda y utilidad para la salud”, señala Carlos Mateos, vicepresidente de AIES y organizador del Congreso Nacional de Wearables y Big Data en Salud. En Estados Unidos, el sector en el que más está aumentando la venta de wearables después del de fitness es el de los bebés, ya que “muchos padres quieren poder detectar en todo momento cualquier alteración del sueño, respiración, temperatura o incluso Ph en la orina”, lo que supone una cibercondria injustificada”, añade.

Detección de arritmias
Sin embargo, donde los wearables están demostrando mejor sus beneficios es en el control de pacientes crónicos y personas dependientes. Así, en la jornada se presentarán los resultados de un proyecto del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, que ha probado con éxito una camiseta inteligente, desarrollada por la empresa española Nuubo, para monitorizar a pacientes con arritmias cardíacas. La detección más habitual es con un holter, un dispositivo con unos cables con sensores adheridos a la piel, comenta el doctor José Luis Zamorano, jefe del Servicio de Cardiología y responsable del Grupo de Investigación de Enfermedades Cardiovasculares del IRYCIS. Sin embargo, “tiene limitaciones, no solo de comodidad, sino de duración de la propia grabación. El holter tradicional suele ser de 24 h y muchas veces no permite recoger las arritmias que el paciente nos refiere. Además, al interferir con los cables a veces hace que el registro sea de mala calidad", apunta. Lo que esta camiseta inteligente ha comprobado es que “puede detectar la misma cantidad de arritmias que el holter en 24 horas”.

Otro de los wearables cuyo uso más está creciendo es el de las gafas inteligentes, o smartglasses, para uso médico. En la jornada se presentan diversas soluciones para retransmitir operaciones e interaccionar con otros profesionales sanitarios en directo, por lo que se convierten en una herramienta muy útil para la formación de profesionales sanitarios y la prestación de asistencia sanitaria en lugares remotos, como afirma un reciente estudio publicado en la revista BMJ Case Reports.

IoT en salud
Además, la sesión analizará la interactividad entre objetos de uso cotidiano a través Internet, el llamado Internet de las cosas (Internet of Things, IoT). El próximo año habrá 6 mil millones de objetos inalámbricos conectados a Internet, según la consultora Gartner. Las posibilidades en salud se extienden desde el recuerdo de la medicación a la monitorización de los pacientes en su domicilio y en cada paso del proceso asistencial.

AIES es una asociación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo fomentar la introducción de la eSalud en la asistencia sanitaria. Para ello trabaja en la edición de estudios y publicaciones, organiza eventos, forma a profesionales sanitarios y ofrece consultoría en el desarrollo de aplicaciones, programas y dispositivos para la salud, entre otros servicios.